Cambio de trazado en la carretera que une Los Corrales y San Felices

Nuevo trazado de la carretera que une San Felices con Los Corrales/
Nuevo trazado de la carretera que une San Felices con Los Corrales

Las obras de construcción del futuro puente Renero han obligado a variar de nuevo el recorrido de esa vía a la altura del barrio de Penías

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La Policía Local de Los Corrales de Buelna ha pedido precaución a los conductores que circulen por larecta de la Agüera por el cambio de trazado en el tramo sur de esa carretera debido a las obras de construcción del nuevo puente Renero. Para avanzar en lo que será la conexión de ese viaducto con la carretera a San Felices de Buelna se ha modificado el trazado de la recta de la Agüera a su paso por el barrio de Penías. Ahora se pasa por detrás de la parada de autobuses, con lo que también se modificará el lugar en el que paran los transportes públicos que utilizan esa vía, los ordinarios y los habilitados especialmente para los vecinos de Penía tras el derrumbe del anterior puente sobre el río Besaya.

Para ellos también se instaló una pasarela peatonal que ha sido protagonista de un escrito registrado por Ciudadanos en el Ayuntamiento de Los Corrales solicitando la instalación de alumbrado en esa pasarela, entre el bario de Penías y la Avenida José María Quijano. Apunta la formación naranja que los días son cada vez más cortos y hay muchas personas que tienen que atravesar esa pasarela por las noches sin ningún tipo de iluminación.

Obras a contrarreloj

Entre tanto continúan contra reloj las obras de construcción del puente, con la vista puesta en el 30 de noviembre, fecha en la que las máquinas tendrán que abandonar el cauce del río según el calendario marcado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Se  han levantado ya las estructuras de dos de los tres pilares de la futura plataforma y se trabaja en la última, mientras avanzan también las obras de conexión con la carretera entre Los Corrales y San Felices en ambas márgenes del río. En principio, según las previsiones de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, el tráfico por el nuevo puente se debería restablecer en diciembre de este año.

En ese momento se espera abrir un puente de 60 metros de longitud y dos carriles con una anchura de 3,25 metros cada uno, plataforma que incluye también dos aceras de más de dos metros a cada lado.

En total, serán 12 metros de calzada para agilizar el tránsito en un punto que sufre a diario un tráfico muy elevado, en el que se incluye un alto número de vehículos pesados debido a la conexión con los polígonos industriales de Barros y de la recta de La Agüera, además de empresas como Nissan Cantabria o Trefilerías Quijano.

El proyecto también incluye nueva señalización vertical y horizontal de la futura carretera, reponiéndose todos los cierres de aquellas parcelas que se hayan visto afectadas por las obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos