El Gobierno eleva la categoría de la romería de la Virgen del Moral a Fiesta de Interés Turístico Regional

Imagen de la Virgen del Moral en la ermita de la Braña./Nacho Cavia
Imagen de la Virgen del Moral en la ermita de la Braña. / Nacho Cavia

El alcalde de Arenas de Iguña ha destacado la antigüedad, tipismo y tradición de una celebración con siglos de historia

Nacho Cavia
NACHO CAVIAArenas de Iguña

El Gobierno eleva la categoría de la romería de la Virgen del Moral a Fiesta de Interés Turístico Regional, una de las fiestas con más solera de Cantabria. Lo ha hecho atendiendo al expediente presentado por el Ayuntamiento de Arenas de Iguña que recoge los valores especiales de antigüedad, tipismo y tradición que aglutina, según explicó el alcalde, Pablo Gómez.

La Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio publicó este miércoles la orden en el Boletín Oficial de Cantabria, dando a la romería iguñesa una denominación honorífica que se otorga a aquellas fiestas o acontecimientos que se celebren en la Comunidad Autónoma y que ofrecen un interés real desde el punto de vista turístico, a la vez que suponen manifestaciones de valores culturales y de tradición popular con atención a sus características etnológicas, teniéndose especial consideración a la antigüedad de la fiesta, su continuidad en el tiempo, originalidad y diversidad de actos, «características que cumple de sobra nuestra celebración», dijo Gómez.

La fiesta se celebra desde hace siglos en la Braña del Moral, junto a la ermita que acoge una imagen que se venera cada sábado siguiente al 15 de agosto. Aprovecha su ubicación en el Parque Natural Saja-Besaya para convertirse en reclamo folclórico y paisajístico, algo que tiene su máximo exponente en la tradicional subida a la Braña del Moral, nutrida de peregrinos a pie y a caballo que participan tanto en la Misa Mayor como en la romería de 'prao', manteniendo la esencia de lo que fueron las reuniones de pastores de hace siglos.

Pero lo cierto es que la fiesta entronca con otras leyendas que recoge el expediente presentado por el Ayuntamiento. El alcalde destacaba la existencia de manuscritos que llevan la existencia de una Cofradía de la Virgen del Moral al siglo XIV, datados en 1352 para ser exactos. Y va más allá, relacionando la devoción por esa Virgen con la presencia de templarios en la zona, algo que conecta con la existencia al pie del valle de la iglesia de Santa María, en Valdeiguña.

La Braña también sirve como punto de encuentro de vecinos de Cabuerniga, Los Tojos e Iguña, hermanados en la romería del Moral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos