La Mancomunidad de Iguña inicia en 2019 una nueva etapa sin el valle de Anievas

La Mancomunidad de Iguña inicia en 2019 una nueva etapa sin el valle de Anievas
N.C:

Los tres municipios que se quedan aún no se han reunido para decidir quién será el presidente y el cambio de estatutos

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

El Ayuntamiento de Anievas ya está oficialmente fuera de la Mancomunidad de los valles de Iguña y Anievas, con lo que la entidad pierde fuerza en uno de los peores momentos de su historia. La Corporación de Anievas ratificó por mayoría absoluta la decisión de un equipo de gobierno regionalista que ya había expresado desde finales del pasado año su interés por bajarse de un barco que «nada aporta a nuestros vecinos», según apuntó su alcalde, Agustín Pernía. Así, desde enero la mancomunidad la integran los municipios de Arenas de Iguña, Bárcena de Pie de Concha y Molledo.

Lo cierto es que transcurridas dos semanas desde esa decisión, aún no se sabe qué pasará con una mancomunidad que en principio si tiene asegurada su continuidad, pero no exenta de dudas, como las expresadas por la alcaldesa socialista de Molledo, Teresa Montero, defensora de la renovación de unos estatutos que, tras el abandono de Anievas, tendrán que ser revisados a la fuerza.

Será una de las primeras cuestiones que abordará un Consejo de la Mancomunidad (integrado por los alcaldes) que ha quedado huérfano de presidencia. La ejercía precisamente el alcalde de Anievas, con lo que ahora nadie sabe muy bien a qué atenerse. Lo cierto es que según el orden que hasta ahora se seguía, esa presidencia le correspondería al alcalde de Arenas, Pablo Gómez. Tanto él como el alcalde de Bárcena, Agustín Mantecón (ambos del PRC), son firmes defensores de la continuidad de la mancomunidad.

Incluso el alcalde de Anievas sigue creyendo en ella, pero siempre que se contemplen nuevos compromisos de futuro, algo que intentó hace ocho años, cuando ya fue presidente de ese organismo. «Puse todo el interés por potenciar la mancomunidad con nuevas competencias y añadiendo otros municipios, pero fue imposible», decía Pernía. También reconoce que Anievas regresaría si esa mancomunidad «creciera y se hiciera más fuerte». «Volveríamos sin dudarlo porque quizá hasta ahora no hemos sabido o podido aprovechar un organismo que es necesario, tengo una fe enorme en las mancomunidades y si se cambia, si se retoma un proyecto serio, fuerte y participativo, nos plantearemos volver sin ninguna duda».

Eso también lo piensa la primera teniente de alcalde en Molledo, Verónica Mantecón, convencida de que la renovación es «tan necesaria como factible» y que esa será la puerta del regreso de Anievas. «Los estatutos de la mancomunidad se han quedado obsoletos y hay muchas cosas que cambiar para poner sobre la mesa nuevas reglas, estatutos más modernos con los que todos salgamos beneficiados por igual, abiertos a otras incorporaciones incluso».

 

Fotos

Vídeos