García Onandía quiere de Bezana «un lugar más moderno y amable»

García Onandía quiere de Bezana «un lugar más moderno y amable»
María Gil Lastra

El pacto entre PSOE, PRC y Unidas Podemos mantiene a los socialistas una legislatura más al frente del Gobierno local

P.CHATO / N. GONZÁLEZ UCELAYBezana

El Partido Socialista repite legislatura aunque no alcalde. Alberto García Onandía es desde hoy el nuevo alcalde del municipio gracias a un acuerdo de gobernabilidad con el PRC y Unidas Podemos. En esta ocasión se queda fuera la asociación vecinal ADVI, la cuarta formación que permitió la pasada legislatura un acuerdo a cuatro bandas para desbancar ocho años de gobierno del PP. El pleno transcurrió sin incidencias con la presencia del exportavoz del PSOE en el Parlamento, Victor Casal.

Durante el pleno, que ha transcurrido sin incidencia con numerosa presencia de público, el PP pidió que se votará a mano alzada, lo que fue denegado. Finalmente fue el tradicional sistema de voto secreto que no deparó sorpresas y reflejó el acuerdo alcanzado esta semana con PSOE. PRC y Unidas Podemos

Conoce a todo los concejales pinchando aquí

El socialista recibió el bastón de mando de manos de su antecesor en el cargo, Joaquín Gómez, que tras la entrega se echó a un lado para cederle todo el protagonismo al nuevo regidor.

Durante la investidura García Onandía, un profesor guipuzcoana que lleva 30 años afincado en Cantabria, ha agradecido a la corporación saliente su compromiso y trabajo y a la oposición el «talante dialogante». En sus palabras una mención especial para los dos alcaldes socialistas de la pasada legislatura: Pablo Zuloaga y Joaquín Gómez. De su mano, afirmó, llegó un cambio que el quiere continuar. A su equipo le ha pedido ilusión y trabajo y a la oposición «crítica constructiva» y aunque ha admitido que no hay «cargo sin carga», ha asegurado su compromiso con los ciudadanos de Bezana.

El nuevo alcalde aseguró que él va a afrontar este reto «con responsabilidad y con el compromiso de seguir mejorando la vida de todos los que convivimos en Santa Cruz de Bezana», un municipio al que García Onandía pretende hacer «más moderno y más amable» con el propósito de que sus vecinos (los que le han apoyado y los que no, «porque voy a gobernar para todos») se sientan al final de la legislatura «orgullosos de vivir en el lugar en el que viven».

Este profesor, licenciado en Ciencias Matemáticas, toma así el relevo a Joaquín Gómez, el alcalde que llegó al cargo cuando Pablo Zuloaga dimitió para convertirse en delegado del Gobierno y que ya había anunciado que no repetiría. El nuevo alcalde ha hecho una importante renovación respecto al anterior equipo y se ha rodeado de destacados «zuloaguistas». Su número dos es Nuria Cardenal, actual concejala de Comercio. El tercer concejal en su lista lo ocupa el responsable de comunicación de la Delegación de Gobierno, Carlos Macho, y persona de confianza de Zuloaga. Y el cuarto lo ocupa la presidenta del PSOE en el municipio, Josefa Serra.

El pacto de gobernabilidad firmado entre PSOE, PRC y Unidas Podemos incluye un reparto de áreas y funciones y tiene por objetivo la estabilidad política durante la próxima legislatura y promover políticas de progreso para el municipio y sus vecinos y vecinas. Junto a los cinco miembros del PSOE, el Equipo de gobierno estará formado también por los regionalistas Manuel Pérez Marañón, Ana Isabel Rojo Peón y José María Mier Herrería, y el único concejal de Unidos Podemos, Luis del Piñal de Cos.

El que fuera alcalde de Camaleño y concejal de Potes, Jesús Celada se convierte desde hoy en jefe de la oposición de Bezana, en cuya corporación ha entrado el un concejal de Vox, José Luis Vázquez, con 383 votos.

Los socialistas, con 1.760 votos, se convirtieron las pasadas elecciones municipales en la fuerza más votada de Bezana por vez primera en la historia. Y es que Bezana ha sido un feudo tradicionalmente conservador. Jerónimo Velasco ostentó la alcaldía entre 1979 y 2003, y tras una legislatura con el socialista Carlos de la Torre (2003-2007) los populares retomaron el poder entre 2007 y 2015 con Juan Carlos García.

El pasado 26 de mayo, el PP se quedó a tan solo 43 votos y cuatro concejales del PSOE. Los populares , también 'estrenaban' cabeza de lista, Jesús Celada. Los regionalistas, con 1.036 votos, consiguieron tres concejales - perdieron 63 votos con respecto a las elecciones de 2015-. Como cuarta fuerza política quedó Ciudadanos, formación a la que los electores otorgaron 749 votos y dos ediles. La Asociación de Vecinos Independiente (ADVI), perdió un edil y deja como único representante a Milagros Bárcena.

Ésta se ha quejado de haberse enterado del pacto de Gobierno por la prensa, a pesar de que durante la pasada legislatura fue parte del equipo. En cualquier caso, ha señalado que su agrupación «no esperaba nada» y que hay una serie de cuestiones que han «inclinado la balanza» para que socialistas y regionalistas cuenten con UP, «más cómodo» y «complaciente». También ha asegurado que su formación se ha sentido «aliviada» al salir del equipo de gobierno y ha señalado que los miembros de ADVI «nunca han sido floreros».