La lluvia no puede con la carrera contra el cáncer de Bezana

La lluvia no puede con la carrera contra el cáncer de Bezana
Luis Palomeque

Santa Cruz de Bezana celebró la décimotercera edición de esta marcha

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

«No es una tendencia. Ni un acto precisamente glamuroso. Estamos aquí vestidos de rosa porque el cáncer es una enfermedad tremenda, que puede afectar a cualquiera de nosotros». Así definía Toñi Gimón, presidenta de la Asociación para la Ayuda a las Mujeres con Cáncer de Mama (Amuccan), el trasfondo de la Carrera de la Mujer que por décimotercer año consecutivo se celebró este sábado en Santa Cruz de Bezana. La lluvia y el viento que aparecieron horas antes de que diera comienzo la prueba mermaron significativamente la participación de este año –se esperaban 4.000 personas–, pero eso no impidió que el municipio volviera a inundarse de su ya tradicional marea rosa en favor del apoyo a las mujeres que atraviesan esta enfermedad.

El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tampoco faltó a la cita y se dejó caer minutos antes de que se diera el pistoletazo de salida. Posó con la camiseta rosa, peinó delicadamente a dos niñas con el cepillo que le habían obsequiado momentos antes en uno de los stands solidarios y soltó el tradicional globo tras la cuenta atrás. No estuvo solo. Junto a él, el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, hizo lo propio y arropó el acto que en su pasada edición vivió en condición de alcalde. También estuvo su sucesor, Joaquín Gómez, y distintos miembros de la Corporación municipal.

Tras el '3, 2, 1' tradicional y la suelta de globos en el aparcamiento del Ayuntamiento, dio comienzo la marcha que, sin carácter competitivo, discurrió por las principales calles de la localidad. Algunos lo realizaron andando y otros, corriendo. Fueron tres kilómetros los que había que realizar hasta llegar a la meta, donde esperaban actividades de animación y un sorteo de regalos entre los participantes. Cada uno de los 'corredores', gracias a la obtención de su dorsal, contribuían al apoyo psicológico de las mujeres que atraviesan esta enfermedad. «Para ellas y para los familiares, que en ocasiones también necesitan de apoyo», apuntaban desde la asociación, que siempre destina la recaudación de la prueba a este tipo de respaldo.

«Le puede tocar a cualquiera. Por eso, estas pruebas son importantes, ya que son la manera que tenemos de dar visibilidad a quienes están luchando por superar la enfermedad». La presidenta de Amuccan conoce bien a los afectados. No porque tripule un colectivo que representa actualmente a 900 personas y desde el que se presta apoyo a quienes atraviesan por un cáncer de mama, si no porque también le tocó vivirlo en sus carnes. «Hace 19 años que en un control rutinario me lo diagnosticaron. Fue después de estar en la Asociación, por lo que me lo tomé un poco como algo premonitorio. Salí de aquella consulta y volví al trabajo. Recuerdo que hacía sol y que me lo tomé con tranquilidad. Después de haber conocido mujeres extraordinarias, con situaciones más complicadas, no me podía permitir quejarme», explica Gimón.

«Es un antes y un después en tu vida», comenta Paqui Moya, otra mujer que ha venido a apoyar la causa y que la conoce bien, después de haber superado la enfermedad. Fue hace ocho años cuando le detectaron un tumor que le cambió la vida, dice. «Me arropé mucho en mi familia, en mis amigos; la verdad es que siempre he sido positiva y mi intervención, después de la quimioterapia, fue sencilla, solo para limpiar la zona, pero reconozco que hay gente que ha pasado varias veces por esto e incluso quienes hoy no pueden contarlo».

Día de convivencia

El ambiente emotivo se respiró en Santa Cruz de Bezana, pues fueron muchos los que se sumaron un año más a la prueba, bien por relación directa o indirecta con la enfermedad o bien por mera solidaridad. Algunos incluso pusieron dorsal también a su mascota, protagonizando así instantáneas divertidas.

Eso sí, el fuerte viento y la lluvia mermaron la participación de este año y a la camiseta rosa se tuvo que sumar como atuendo principal el paraguas y la ropa de abrigo. «Con el calor que pasamos el año anterior». Era el comentario que más se repetía en el municipio entre quienes acababan de inscribirse. Y es que, independientemente de las condiciones climatológicas que coincidieron en un día como el de hoy, una de las razones que siguen haciendo que esta prueba se haya consolidado en el tiempo es que son muchos los asiduos que año tras año no faltan a su cita rosa en Santa Cruz de Bezana.

«Hay que darle visibilidad, no avergonzarse. Porque se sale de esto. Pero lo cierto es que la estadística está ahí: el 87% de los casos terminan en una cura, y el tanto por ciento restante, en metástasis. Es en estos casos, en donde se necesita de más apoyo y esta es una de las prioridades. Ojalá un día, se dé con la cura», comenta la presidenta de Amuccan.

Esther Calvo es otra afectada que ha vuelto a Santa Cruz de Bezana para participar en esta prueba. Fue diagnosticada de cáncer de mama hace catorce años y desde entonces tuvo que pasar por la 'quimio' en varios momentos de su vida. «Se lleva peor el segundo que el primero y sí, te cambia la vida. Le das prioridad a partir de ese momento a las cosa que realmente merecen la pena».

También en hombres

Aunque generalmente cuando se habla de cáncer de mama se hace en femenino, lo cierto es que son muchos hombres los que pasan por esta enfermedad. De hecho, según los datos extraídos de un informe de la Sociedad Española de Oncología Médica, se estima que apenas el 2% de los tumores de mama se desarrollan en hombres. Es decir, no es el de mama el cáncer más habitual entre el género masculino, pero existe. También este informe recoge que en 2017, los nuevos casos estimados de cáncer en España han sido de 228.482 y para 2035 se estima un crecimiento, ya que se prevé que haya 315.413 nuevos casos de cáncer. Por eso, este es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la medicina.

La presidenta de la asociación quiso agradecer la implicación de las distintas administraciones con esta marcha y reafirmó la importancia que tiene por el «éxito» de la convocatoria, por el ambiente «lúdico» y festivo que se crea, y porque ayuda a dar «visibilidad» a las mujeres que padecen esta enfermedad.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz de Bezana, Joaquín Gómez, y la concejal de Deporte, Ana Isabel Rojo, agradecieron el apoyo del Gobierno de Cantabria y, además, mostraron su satisfacción por el gran número de personas que participan en una carrera que ayuda a «generar conciencia» sobre la enfermedad.

 

Fotos

Vídeos