Camargo resuelve sus deudas históricas

La empresa británica señala que las obras del nuevo parque comercial podrían terminar en el último semestre de 2020./Antonio 'Sane'
La empresa británica señala que las obras del nuevo parque comercial podrían terminar en el último semestre de 2020. / Antonio 'Sane'

En estas semanas han comenzado las labores de asfaltado en el vial de Cros hasta Makro y se ha iniciado la segunda fase del aparcamiento de La Vidriera

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

El municipio está en obras en dos de las peticiones más antiguas de los vecinos de Camargo. Por un lado, la creación de un nuevo parking junto al centro cultural La Vidriera y, por otro, las obras de asfaltado de la carretera del polígono de Cros hasta Makro.

Precisamente, los trabajos de construcción del nuevo aparcamiento público junto a La Vidriera han iniciado su segunda fase. Con ello el municipio está un paso más cerca de poner a disposición de los conductores un total de 262 nuevas plazas de estacionamiento gratuito para coches en esta concurrida zona, a las que habrá que sumar los espacios reservados para motocicletas y ciclomotores.

Los operarios están llevando a cabo durante estos días diversas tareas de acondicionamiento del terreno para proceder luego al asfaltado y pintado de las plazas y culminar así la obra. Antes de iniciar esta etapa, hubo una primera fase en la que ha habido que realizar un trabajo previo para derribar las viejas instalaciones de la antigua empresa que ocupaba el solar y proceder al posterior desescombro de toda la parcela.

Ambos trabajos están siendo ejecutados por el fondo inversor inglés que está construyendo el centro comercial Bahía Real

Se trata de unos trabajos que no suponen ningún coste para el Ayuntamiento de Camargo -al igual que el asfaltado de la carretera del polígono de Cros hasta Makro- ya que, gracias a las negociaciones realizadas desde el departamento de Urbanismo, están siendo ejecutados por el fondo inversor inglés Citygrove que está llevando a cabo la construcción del parque comercial Bahía Real. Esto es así como parte de las compensaciones efectuadas en contraprestación por las franjas de terreno que el municipio poseía en la zona de Alday donde se levantará ese nuevo espacio comercial.

En definitiva, esta nueva zona de aparcamiento junto a La Vidriera va a suponer, gracias a esas 262 nuevas plazas, un importante incremento y mejora respecto al espacio que los conductores tienen disponible actualmente para estacionar, ya que el parking anexo cuenta con 110 plazas y el ubicado en la parte posterior del edificio suma otras 51 plazas, cifras que se habían quedado pequeñas y que hacían necesario acometer este nuevo parking ante las dificultades de los conductores para encontrar plaza para aparcar.

El nuevo aparcamiento dispondrá además de plazas reservadas para personas con movilidad reducida, zonas verdes para adecuar el espacio a los usos de ocio del entorno, sistemas de iluminación eficiente, etc. ayudando además a liberar de vehículos otros puntos del centro urbano para hacer que el estacionamiento sea más sencillo.

La inversión total del nuevo parque comercial será próxima a los 50 millones de euros

De hecho, además de por los usuarios de La Vidriera, la zona actual de aparcamiento es también utilizada por los vecinos que tienen sus viviendas en ese entorno, y por quienes trabajan en empresas de la zona, además de por vecinos de acuden al centro urbano a realizar gestiones o pasar su tiempo de ocio y emplean estas plazas para estacionar, o por quienes llegan de otros municipios para dejar allí su coche y tomar el tren hacia otras localidades.

Más actuaciones

Como se ha señalado anteriormente, estas obras que está realizando el fondo de inversión responsable del parque comercial Bahía Real se suman también a los trabajos de reparación de la carretera principal de acceso al Polígono de Cros, que también se están ejecutando actualmente sin ningún coste para el Ayuntamiento de Camargo, con el consiguiente ahorro de 800.000 euros para los bolsillos de los camargueses.

La carretera de Cros hasta Makro presentaba baches y abombamientos desde hace diez años.
La carretera de Cros hasta Makro presentaba baches y abombamientos desde hace diez años.

Precisamente, estas labores de reparación de la carretera de entrada principal al polígono de Cros se llevan a cabo con el objetivo de solucionar definitivamente los problemas de baches y badenes surgidos desde hace décadas en este vial, muy utilizado por quienes se dirigen a las empresas de la zona. Además, en el futuro, ésta será la carretera empleada para desplazarse hasta Bahía Real, por lo que es imprescindible su acondicionamiento de cara al futuro complejo comercial.

La obra se está realizando sobre una superficie de vial de 600 metros aproximadamente y permitirá decir adiós a los problemas de abombamientos que presentaba esta carretera en su firme como consecuencia de la expansión de las escorias con las que en su día se rellenó el terreno, lo cual hacía muy difícil la circulación de vehículos por allí.

De hecho, para ejecutar esta actuación se deberán retirar 4.200 metros cúbicos de escorias antes de proceder al nuevo asfaltado. Se calcula que los trabajos se prolonguen durante nueve meses.

Dentro de esta operación, llamada Plan Parcial de Alday, también se han conseguido para el municipio los terrenos donde se ubica el Centro de Formación y los del actual aparcamiento de La Vidriera, así como la cantidad de 800.000 euros destinada a Patrimonio Municipal del Suelo.

La inversión total de Bahía Real será próxima a los 50 millones de euros y podría generar más de 400 empleos directos y otros 150 indirectos. Además, el edificio contará con una superficie bruta alquilable de 20.000 metros cuadrados, 750 plazas de aparcamiento y un total de 20 locales comerciales y de ocio en dos alturas con superficies que oscilan entre 300 y 3.300 metros.