El Comité de Empresa de Digitex denuncia el despido de 13 trabajadores de su sede de Maliaño

Imagen de archivo de una protesta de los trabajadores de al antigua Unitono, que hoy trabajan para Digitex Cantabria./DM .
Imagen de archivo de una protesta de los trabajadores de al antigua Unitono, que hoy trabajan para Digitex Cantabria. / DM .

La empresa, que absorbió a Unitono el pasado mes de noviembre, ha adoptado «dos únicas medidas»: trece despidos y «bajar el salario de los trabajadores» tras menos de 100 días en la región

DM .
DM .Santander

El comité de empresa de Digitex Cantabria, la empresa que absorbió a Unitono en Maliaño en noviembre y filial de Comdata en España, ha denunciado este lunes el despido de 13 trabajadores y ha dado a conocer la convocatoria de una jornada de huelga en protesta para el 11 de febrero.

Se trata de una plataforma de telemarketing que cuenta con 700 empleos, en su gran mayoría, mujeres con jornadas parciales y salarios «precarios».

Así lo ha señalado su presidenta, Rosa María Cuesta, que ha destacado que «así» ha iniciado su andadura en Cantabria una empresa que, tras menos de 100 días en la región, ha adoptado «dos únicas medidas»: trece despidos y bajar el salario del «grueso» de los trabajadores «recortando» el sistema de incentivos.

Para el comité de empresa, según ha afirmado Cuesta, ni los datos económicos de Comdata ni tampoco los de su filial en España justifican estos despidos que, ha dicho, se han realizado «sin dar ningún tipo de explicación» y «simplemente alegando bajo rendimiento». «Un argumento absurdo por el que pueden despedir a cualquiera», ha apuntado.

Con el objeto de parar estos despidos «arbitrarios» se ha convocado una huelga para el próximo lunes, día 11 de febrero, para la que Rosa María Cuesta ha hecho un llamamiento a la participación y seguimiento, así como a las posibles movilizaciones que se plantearán si la empresa no readmite a los 13 trabajadores despedidos.

Cuesta ha considerado que los beneficios económicos de Digitex son «a costa de la precarización de sus trabajadores» y ha denunciado que éstos están «sometidos» a «fuertes presiones», ya que «tienen que atender al cliente y vender en menos de siete minutos».

«Digitex aterriza en Cantabria con las peores noticias que podríamos esperar», ha lamentado, al tiempo que ha criticado que la empresa se ha mostrado «totalmente reticente» a negociar «cualquier tipo de medida» que pueda paliar los despidos.