Nueva vida para las Escuelas de Igollo

Imagen actual de la fachada principal del edificio./DM
Imagen actual de la fachada principal del edificio. / DM

La rehabilitación de este edificio construido en 1950 dotará a la localidad camarguesa de un nuevo espacio para el uso de diferentes colectivos y asociaciones

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

El Ayuntamiento de Camargo ha terminado las obras de rehabilitación de las antiguas Escuelas de Igollo dirigidas a modernizar este edificio -cuya construcción original data de 1950- y a dotar así a estas dependencias municipales de los elementos necesarios para el uso de los diferentes colectivos de la pedanía.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el primer teniente de alcalde, Héctor Lavín, y los concejales de Obras y Juntas Vecinales, Íñigo Gómez y Marián Vía respectivamente, junto a la presidenta de la Junta Vecinal de Igollo, Nieves Portilla, y a técnicos municipales y representantes de la empresa encargada de ejecutar los trabajos, visitaron la semana pasada los resultados de estas obras que han convertido al edificio en un espacio más moderno y accesible.

Bolado ha destacado que gracias a esta intervención «los vecinos y los diferentes colectivos y asociaciones sociales y culturales de Igollo van a poder disfrutar de unas dotaciones del siglo XXI».

Las obras comenzaron en noviembre y contaron con un presupuesto de más de 300.000 euros

Según ha detallado, las obras han incluido la habilitación de dos grandes salas de usos múltiples, además de otros espacios, junto con la sustitución del pavimento y la cubierta, la mejora de los muros exteriores y su forrado, la renovación de ventanas y puertas, calefacción, etc., destinadas a garantizar la durabilidad y limpieza de este edificio así como a facilitar su mantenimiento.

Con estos trabajos «el edificio se adapta a las necesidades actuales y de futuro» para que sea punto de encuentro de los distintos colectivos de la pedanía, y se suma al Centro de Usos Múltiples de La Canaliza con el que el Ayuntamiento de Camargo dotó también a Igollo en 2010.

Por su parte, el concejal de obras señaló que las instalaciones han quedado «completamente actualizadas», lo que va a permitir que los vecinos del pueblo y las asociaciones locales tengan un «espacio adecuado» donde reunirse. Gómez también hizo hincapié en la «calidad constructiva» de la obra ya que, «además de quedar estéticamente bien, cuenta con una serie de mejoras que facilitan su mantenimiento, durabilidad y limpieza». Finalmente, el edil recordó que la obra es totalmente accesible para personas con movilidad reducida.

Además, atendiendo al compromiso del Ayuntamiento de Camargo con la alcaldesa pedánea y con las familias de la localidad, ya se ha hecho entrega de las llaves del edificio a la propia Portilla, ya que a partir de ahora será la Junta Vecinal la que se encargue de la gestión de estas dependencias.

Las nuevas instalaciones ya están en uso gracias a la ludoteca de verano y la junta vecinal planea emplear el edificio para cursos de inglés en invierno, charlas, etc.

Las obras han sido ejecutadas por la unión temporal de empresas formada por Gestión de Infraestructuras del Cantábrico SL e Iguar Obras SL, han contado con un presupuesto final de 346.957 euros, y en su financiación ha colaborado la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria a través de la orden de ayudas para la realización de obras de titularidad municipal.

Aunque los trabajos -que comenzaron en noviembre- tenían un plazo de cinco meses, las obras han requerido de más tiempo del previsto debido a problemas que se detectaron en la estructura de la cubierta. El tejado estaba muy deteriorado y hacía inviable su conservación, lo que obligó a acometer la sustitución completa de su estructura que no estaba prevista en el proyecto inicial. La solución fue instalar una bajo cubierta en madera y techos abiertos y diáfanos, que a su vez logran dar mayor amplitud al interior de las dependencias.

El edificio cuenta también con grandes acristalamientos en los muros que permiten dotar a su interior de una mayor luminosidad; servicios públicos, un vestíbulo de entrada, cuarto de instalaciones, etc. que se suman a esas dos grandes salas multiusos; un sistema de calefacción radiante y un sistema de renovación de aire automático; y el exterior dispone de un sistema de fachada ventilada, puerta corredera automática en una de las entradas y rampa para personas con dificultades de movilidad en la entrada de acceso anexa a la zona de juegos, entre otras mejoras.

Temas

Camargo