Los nuevos usuarios de las huertas de Revilla comienzan a trabajar en sus parcelas

Un grupo de vecinos trabaja sus cultivos en las huertas de Revilla. /DM
Un grupo de vecinos trabaja sus cultivos en las huertas de Revilla. / DM

Más de sesenta vecinos de Camargo disponen de un pequeño trozo de terreno en el que plantar sus hortalizas y cosechar sus propios alimentos

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

Las huertas municipales sostenibles de Camargo acogieron ayer el sorteo para asignar tres parcelas entre las personas que han obtenido la mejor puntuación tras el proceso de adjudicación llevado a cabo a lo largo de las últimas semanas.

El concejal de Desarrollo Local, Eugenio Gómez, fue el encargado de presidir el acto y agradecer a los nuevos usuarios -Jesús Martínez, Elena Herrero y Ricardo García- «su interés por formar parte de este colectivo de vecinos que hace uso de estos espacios destinados a promover el ocio saludable y la agricultura ecológica».

El edil recordó también que, a partir de ahora y por un periodo de al menos dos años, «podrán hacer uso de esas parcelas de una extensión aproximada de treinta y dos metros cuadrados», además de las taquillas para guardar aperos y útiles para la gestión de la parcela. Además, Gómez señaló que «otras cinco personas han pasado a formar parte de la bolsa de reserva, para cubrir así las posibles bajas o renuncias que se pudieran producir».

Estas parcelas están ubicadas en el barrio La Maza de Revilla, en terrenos cedidos al Consistorio por la Obra Pía Juan de Herrera para uso exclusivo de prácticas de agricultura ecológica, y permiten a más de sesenta vecinos de Camargo disponer de un terreno en el que plantar sus hortalizas y cosechar sus propios alimentos.

A ellos hay que sumar las parcelas que son utilizadas por diversos colectivos sociales como Cantabria Acoge, Asociación Juvenil Arzolla, Jofre, Efecto Ecológico, Asociación RIA o Asociación Alas, para llevar a cabo sus proyectos.

Igualmente, el pasado viernes y por votación entre los usuarios, se llevó a cabo la renovación de los representantes que tienen los hortelanos en la Comisión de Seguimiento de las huertas, que es el órgano encargado de supervisar el buen funcionamiento de este departamento y de apoyar la gestión general de las parcelas.

En este caso se trata de Ángel Alonso, acompañado de manera alterna por Pedro Méndez y Luis Cala, y por Antonio Andrade y Francisco Manuel Salgado como suplentes, que a partir de ahora y por periodo de dos años se encargarán de representar a los usuarios.

La función de este órgano es integrar y canalizar la participación de las partes implicadas en el proyecto de las huertas, para tener una perspectiva global del mismo y poder contribuir al mejor cumplimiento de la Ordenanza que rige su funcionamiento. También se encarga de determinar el grado de participación y presencia en las huertas de los usuarios autorizados a lo largo de toda la campaña hábil.