Reinosa inicia el proceso para adjudicar a una empresa externa el servicio de limpieza

Reinosa inicia el proceso para adjudicar a una empresa externa el servicio de limpieza

Barrio anuncia su intención de convocar un proceso selectivo para cubrir la plaza de jefe de la Policía Local que quedará vacante este mes

Blanca Carbonell
BLANCA CARBONELLSantander

El Ayuntamiento de Reinosa adjudicará finalmente el servicio de basuras y limpieza viaria a una empresa externa. Para ello, el pleno municipal ha aprobado este jueves, con los votos favorables de PRC, PP y PSOE y en contra de Reinosa en Común (REC), iniciar el expediente de contratación de la concesión dicho servicio. Este punto fue debatido tras la preceptiva aprobación del estudio de viabilidad económica, el cual contó con el beneplácito de PRC, PP y PSOE, pero no de REC que había registrado un voto particular en este sentido.

Se da la circunstancia de que cuando fue aprobado el presupuesto municipal del pasado año 2017, gracias a la abstención de Reinosa en Común (REC), con una concejala en el plenario, Victoria Callejo, el equipo de gobierno se comprometió con este grupo a aceptar su propuesta de municipalización del servicio de basuras y limpieza viaria. Este servicio fue adjudicado en su día a la empresa Emilio Bolado, extinguida en el año 2013. Desde entonces, es el Ayuntamiento el que paga a los quince empleados de la UTE Las Fuentes, aunque éstos no están incorporados a la plantilla municipal.

El alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio (PRC), señaló ayer que, «pese a que en un principio se había valorado la remunicipalización del servicio, los informes técnicos que apuntaban la imposibilidad de que el Consistorio asumiera a los trabajadores como personal propio sin convocar un proceso selectivo hicieron que se haya apostado por la gestión indirecta. No será este equipo de gobierno el que, por tozudez, provoque que estas personas se queden en la calle y pierdan sus trabajos».

Por su parte, Callejo puso en duda la fiabilidad de los informes encargados por el Ayuntamiento a una empresa externa alegando que «vemos que se ha hecho un informe a medida y no estamos de acuerdo con sus conclusiones». Argumentaba la portavoz de REC que «se está intentando poner trabas a cualquier proceso de recuperación de la gestión pública. El informe de viabilidad económica está sesgado».

Los portavoces de PP y PSOE, Reyes Mantilla y Sergio Balbontín, respectivamente, apuntaron la necesidad de que se adjudique este servicio antes de la finalización de la legislatura, una petición que contó con el apoyo regionalista.

Otro de los asuntos que se abordó en la sesión plenaria fue el nombramiento de un nuevo jefe de la Policía Local ante la próxima jubilación del máximo responsable de este Cuerpo en la ciudad, César Curiel. Pese a que, según José Miguel Barrio, desde la Alcaldía se podría designar este puesto mediante el procedimiento de libre designación, el regidor avanzó que el sistema elegido será el de concurso de méritos.

Dar estabilidad

El alcalde manifestó su deseo de que «el nuevo jefe de la Policía Local consiga un clima de estabilidad tanto entre la ciudadanía como entre los miembros del cuerpo tal y como hicieron sus predecesores», a los que agradeció «su trabajo y dedicación». Los portavoces del resto de grupos políticos apoyaron que el relevo se efectúe a través de un concurso de méritos e insistieron en que el proceso se lleve a cabo cuanto antes.

El anterior jefe de Policía de Reinosa, Modesto Javier Mantilla, se jubiló en el año 2014. Desde entonces el puesto ha sido cubierto de forma interina, por el agente que más rango tiene de la Policía de Reinosa, el cabo César Curiel, que se jubila este mismo mes de diciembre.

Por otro lado, la Corporación municipal aprobó, esta vez por unanimidad, la adhesión de Reinosa al Acuerdo Marco de Servicios de Administración Electrónica para municipios de Cantabria con menos de 20.000 habitantes. José Miguel Barrio subrayó la voluntad del Consistorio de implantar «en cuanto se pueda» la administración electrónica. El regidor destacó «el apoyo ofrecido por el Gobierno de Cantabria en un proceso que será muy complejo».