Los operarios trabajan ya en la ampliación del puente de La Lastra

La maquinaria trabaja en el ensanche del puente de La Lastra. /DM
La maquinaria trabaja en el ensanche del puente de La Lastra. / DM

Las obras, que podrían terminar en tres semanas, incrementarán la seguridad de los usuarios

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

El puente del barrio de La Lastra de Valle de Villaverde está experimentando un gran cambio. Los vecinos están viendo como esta infraestructura será historia tal y como la conocían hasta estos días gracias a las labores que están llevando a cabo los operarios que se encuentran trabajando en su ampliación. Así, el puente existente contará con un módulo más y con una viga paralela a las existentes para, algo que hará que la superficie por la que transitan vehículos y peatones pueda ganar aproximadamente un metro y medio de anchura. Los usuarios podrían circular por el nuevo puente dentro de unas tres semanas, cuando las obras hayan llegado a su fin.

«Después de mucho esperar, al final hemos conseguido empezar la obra del puente de La lastra, algo bastante demandando por los vecinos y por el tráfico, ya que era peligroso circular por él», señaló el alcalde de Valle de Villaverde, Javier Pérez, quien recordó que varias veces los camiones que circulaban por él han roto las barandillas al hacer maniobras. «Esperemos que con la ampliación se solucione el problema que tenemos de acceso y también la difícil maniobra que tienen que hacer los camiones», algo que en su día apoyó el consejero de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, José Luis Gochicoa, cuando en una visita al municipio durante la primera semana de mayo explicó que estas actuaciones permitirán que la incorporación de los vehículos «sea mucho más segura» y que la entrada de éstos desde la carretera autonómica también sea «mucho más cómoda, fiable y segura».

La circulación

Durante las semanas que las obras están en activo, tanto la circulación de peatones como de coches se tienen que adaptar a los horarios en los que trabajan los operarios. Por ello, el puente para acceder a La Lastra permanece cerrado en horario de trabajo. Durante ese tiempo, los vehículos pueden acceder a través del puente de la carnicería; pueden entrar por Villanueva o por Vistalegre y también accediendo desde La Capitana hacia Villaverde por la pista de la parcelaria. El alcalde aseguró que estos cambios «no están suponiendo demasiado trastorno para los vecinos» y que «cuando se finalice la obra, tanto vehículos como peatones circularán con mayor seguridad, evitando los accidentes que se han venido sufriendo a consecuencia de la difícil maniobra que tienen los camiones para acceder».

«Se trata de la ampliación de un puente cercano a la carretera autonómica y donde se produce una intersección que en estos momentos resulta un poco peligrosa por ser muy estrecha. En muchas ocasiones, cuando los camiones tienen que girar hacia el camino local han llegado incluso a tocar los elementos de protección del propio puente», indicó Gochicoa sobre la problemática de la estrechez del puente en su anterior visita al municipio.