Dos años robando joyas en la casa de Pedreña en la que trabajaba como empleada de hogar

Imagen de archivo./Andrés Fernández
Imagen de archivo. / Andrés Fernández

La dueña de la vivienda no se percató del robo hasta que fue a buscar una medalla. Se calcula que las alhajas sustraídas cuestan unos 60.000 euros

DM .
DM .Santander

La Guardia Civil de El Astillero detuvo ayer a una mujer de 52 años de edad, vecina de Maliaño, con las iniciales M.C.G, como presunta autora de un delito de hurto cometido a lo largo del tiempo en la casa en la que trabajaba como limpiadora, en Pedreña.

La víctima denunció el pasado 10 de octubre la desaparición de diversas joyas en su domicilio. Porque no se dio cuenta de que le faltaban hasta que, unos días antes, al ir a buscar una medalla de oro de su marido para regalársela a su nieto, no la encontró. Fue entonces cuando se percató, de que además de esa medalla le faltaban otras piezas de joyería, como anillos, cadenas o pulseras.

En ese momento, componentes del Puesto de la Guardia Civil de El Astillero pusieron en marcha una investigación, contando con la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía, para averiguar el destino dado a las joyas sustraídas.

En las pesquisas llevadas a cabo se pudo averiguar que la mujer que había estado trabajando en la casa de la denunciante como asistenta desde el 2009 se había dedicado a ir sustrayendo joyas durante estos dos últimos años. Piezas que habría puesto en el mercado, y por las cuales habría podido obtener un beneficio directo de más de 7.000 euros. Se calcula que las joyas sustraídas tienen un valor de mercado cercano a los 60.000 euros. Por este motivo, la mujer acabó detenida como presunta autora de un delito de hurto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos