El Astillero estudia el «encaje legal» que tendría oponerse a un tanatorio en el casco urbano

El Astillero estudia el «encaje legal» que tendría oponerse a un tanatorio en el casco urbano

El alcalde, Francisco Ortiz, anuncia que se reunirá este viernes con los vecinos y el PSOE arremete contra él y asegura que ha sido el movimiento social el que ha motivado su rechazo

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El proyecto para la construcción de un nuevo tanatorio en el casco urbano de El Astillero, en concreto, en la confluencia de las calles Doñana y Torres Quevedo, ha vuelto a salpicar de polémica el municipio. Si bien el alcalde, Francisco Ortiz, ha convocado a los representantes vecinales este viernes para informarles sobre este «caldeado» asunto y la oposición del Ayuntamiento a la puesta en marcha de este servicio, el PSOE, con Salomón Martín a la cabeza, arremetió ayer contra el regidor asegurando que ha sido la recogida de firmas de los vecinos lo que ha propiciado que se «tuerza» la decisión del equipo de gobierno regionalista en cuanto a este nuevo tanatorio.

El alcalde de El Astillero aseguró ayer a este periódico que la pretensión del equipo de gobierno es que el tanatorio no se instale en esa zona, debido a que no es el lugar más idóneo. Para ello, se estudiará, desde un punto de vista técnico, el «encaje legal» que tiene «nuestra oposición» a la instalación de dicho servicio, propuesto por una empresa.

En un comunicado, el PSOE aseguró que ha mantenido diversas reuniones con varios vecinos para manifestar su oposición a la obra, que se encuentra ahora en trámites administrativos. De manera paralela, indicó el grupo municipal, los vecinos se han movilizado recogiendo firmas contra la instalación de un velatorio en la confluencia de las calles Doñana y Torres Quevedo de El Astillero.

El tanatorio se instalaría en el antiguo local juvenil en la confluencia entre Doñana y Torres Quevedo

Para el PSOE, la instalación de este tipo de actividad en el centro del pueblo, una «zona densamente poblada y con dificultad de aparcamientos, así como de movimiento continuo de ciudadanos», contrastaría con el «recogimiento» que requiere un velatorio. De ahí que, para el líder socialista, «carece de toda lógica» llevar a esta zona un servicio como este a este punto neurálgico del pueblo. «Esto ha motivado que el alcalde anuncie en la página del Ayuntamiento y la del PRC su oposición a la instalación del velatorio en cuestión», matizó Salomón Martín en la nota de prensa remitida ayer, previa a la Comisión Informativa que se desarrolló para abordar este asunto.

En este sentido, el PSOE cuestionó también el procedimiento en que ha obrado el alcalde de El Astillero, ya que la comunicación previa de actividad sobre la instalación de un velatorio, por parte de quienes quieren instalarlo, conlleva un plazo de un mes para el Ayuntamiento, pero, hasta ahora, Ortiz «no ha tenido tiempo de recibir a los vecinos, informarles del proyecto o ni si quiera atenderles».

«Mirar para otro lado»

En esta línea, el PSOE cuestionó que «tanto el alcalde como su concejala de Obras, Maica Melgar, han mirado para otro lado sin calcular las consecuencias que podía tener la instalación de un velatorio en esta zona y ahora que los vecinos se movilizan anuncian en redes sociales que votarán en contra en la Comisión de Gobernación, cuando ni siquiera es este órgano municipal el que decide la concesión de licencias sino la Junta de Gobierno Local». «No querrán hacernos creer -continuaron- que ninguno de los dos, alcalde y concejala de Obras, se había enterado de nada; aunque con la dedicación que tienen al ayuntamiento tampoco nos extrañaría».

El PSOE criticó, ademas, «el camino de la mentira», dijo, que ha marcado el equipo de gobierno, «tratando de confundir o engañar a los ciudadanos», porque, a su juicio, «los únicos que pueden parar esto son los concejales del PRC, puesto que solo ellos están en la Junta de Gobierno y tienen atribuciones para pararlo».

Cuestionable también son para el PSOE los plazos y formas adoptados por el alcalde. «Dice (en alusión al alcalde) que recibirá a los ciudadanos» este viernes, día 28. Muy bien. Pero el día anterior, en la Junta de Gobierno Local que se tiene que celebrar, puede «negar la licencia de actividad» para que, al día siguiente, «decirles a los vecinos que el velatorio no se va a hacer». «Nuestro grupo sí que ha recibido a los vecinos que se han dirigido a nosotros, desde que han tenido conocimiento de la solicitud de licencia, para consultarnos sobre la viabilidad del velatorio y les hemos explicado la legislación vigente, tanto en la comunidad autónoma como en el Ayuntamiento, mostrando nuestro acuerdo con ellos sobre lo absurdo que tiene la idea de colocar un velatorio en el centro urbano, donde no generará sino inconvenientes de todo tipo», concluyó el PSOE en el comunicado.

Lo cierto es que, según apuntó ayer el alcalde, las consideraciones que mantiene el PSOE respecto a su oposición para la construcción de un tanatorio en el pueblo coinciden con las que dio a conocer ayer el propio Ortiz. Para él, «ni las condiciones de la circulación, ni de aparcamiento», son las óptimas para construir un tanatorio en el local en el que pretende la empresa ubicar el servicio. «Iremos poco a poco y obraremos de la mano de la legalidad y qué encaje legal tiene».