Ciudadanos y PRC de El Astillero rompen las negociaciones para gobernar en coalición

Ciudadanos y PRC de El Astillero rompen las negociaciones para gobernar en coalición
Roberto Ruiz

Los regionalistas dicen estar «cansados» del «juego de enredo» que ha mantenido el alcalde, Fernández Soberón, que tendrá que dirigir el Ayuntamiento en solitario

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El grupo de Ciudadanos ha perdido la última baza que tenía para gobernar en coalición en el Ayuntamiento de El Astillero. El PRC, la única formación con la que ha mantenido conversaciones a lo largo de estos días -siempre encaminadas a un apoyo mutuo-, decidió ayer romper las negociaciones tras considerar que la maniobra de la fuerza naranja que lidera Javier Fernández Soberón ha sido un «juego de enredo». Es más, los regionalistas consideraron que Soberón y su equipo, después de asegurarse la Alcaldía, «han estado jugando al ratón y al gato», retrocediendo «a última hora en acuerdos ya tomados previamente».

Así lo indicó ayer el grupo regionalista en un comunicado en el que dijo sentirse «cansado» de las «maniobras de entretenimiento y enredo» a las que se han visto sometidos durante estas semanas. La formación que lidera Francisco Ortiz recordó que las negociaciones para el establecimiento de un gobierno en coalición se habían iniciado semanas antes de la sesión de investidura del pasado 15 de junio, durante las cuales se fue perfilando un documento conjunto con una serie de directrices para garantizar la gobernabilidad. Dicho acuerdo de gobernabilidad -continuó- pasaba para los regionalistas por incorporar las demandas recogidas en su programa electoral «al que nos debemos en respuesta de los vecinos que nos dieron su confianza con su voto» y por otro lado, de «un reparto ecuánime en la distribución de tareas de gobierno».

A juicio de los regionalistas, las formas empleadas por Ciudadanos en la gestión del proceso negociador «ni han sido responsables ni serias», más bien «han estado motivadas por el único interés de asegurarse la Alcaldía y a la hora de la verdad donde dije digo, digo diego». Una praxis, continuaron, que «nos tememos sea la tónica a emplear por este gobierno a lo largo de la presente legislatura».

El grupo regionalista recordó también al líder de la formación naranja, que durante su etapa de concejal fue infatigable en su discurso de que el alcalde regionalista era el peor alcalde de la historia de El Astillero «título que ostentará ahora sin duda él», puesto que como él mismo aseguraba «un gobierno en minoría formado por cinco concejales frente a doce no solo impide la estabilidad de la gobernabilidad municipal sino sobre todo el bienestar del municipio y de sus vecinos».

Pleno de organización

El alcalde, Javier Fernández Soberón, ha convocado para este viernes, día 5 de julio, el pleno de organización de la nueva Corporación y ayer, en redes sociales, dio a conocer que el decreto de Alcaldía con el que repartirá las áreas entre los ediles de Ciudadanos ya está listo y firmado.

De esta manera, Alejandro Hoz se hará cargo de Barrios, Participación Ciudadana, Relación con las Asociaciones y Deportes; Marta Fernández, de Personal, Empleo Público, Obras, Servicios, Urbanismo y Medio Ambiente; Cristina Laza, de Educación, Cultura, Juventud, Festejos y Comunicación; y Vicente Palazuelos, de Hacienda, Gobernación, Servicios Sociales, Industria, Empleo, Comercio, Turismo, Desarrollo Local y Policía Local.

Asimismo, el equipo de gobierno propondrá al pleno las retribuciones que percibirán por su dedicación exclusiva Fernández Soberón y Laza, que serán de 48.386,82 euros, un 6% menos que lo que cobraba el exalcalde, Francisco Ortiz (PRC), y de 28.700 euros, respectivamente. Además, se planteará la liberación parcial de los otros tres concejales del equipo de gobierno, para percibir cantidades que oscilan entre los 19.950 y los 21.150 euros anuales.

Según las propuestas de acuerdo que el equipo de gobierno llevará al pleno de este viernes, dadas a conocer por Efe, se dará cuenta del nombramiento de los tenientes de alcalde y de los integrantes de la Junta de Gobierno Local, que se reparten entre los ediles de Cs. Junto a ello, se abordarán otras cuestiones como las retribuciones por asistencia a órganos municipales, las asignaciones de los grupos y la creación de dos plazas eventuales.