El comercio de El Astillero, a favor de peatonalizar sus calles

La Avenida de España acogió el pasado sábado un desfile de moda./SI
La Avenida de España acogió el pasado sábado un desfile de moda. / SI

La Asociación de Comerciantes y Empresarios del municipio considera «positiva» la medida para los intereses del sector

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

La Asociación de Comerciantes y Empresarios de El Astillero y Guarnizo (Cemag) defiende la idoneidad de la semipeatonalización de la Avenida de España, una propuesta que el colectivo ya presentó en 2017 ante la Mesa de Comercio y que no prosperó. Tampoco lo hizo el proyecto del PRC en cuanto a la semipeatonalización de la calle Díaz Pimienta, que generó gran rechazo social y la crítica enfurecida de algunos grupos políticos. Ahora, coincidiendo con el cierre de la Avenida de España el pasado 10 de agosto con motivo de la celebración de un desfile, el colectivo vuelve a sacar a la palestra el asunto, insistiendo en que estas medidas son «muy positivas» para el comercio local, como indicó su presidente, Raúl Pañeda.

La semipeatonalización se proyecta en Díaz Pimienta dentro del programa electoral del PRC mayo 2015

Cemag ha defendido a ultranza desde hace años la peatonalización de algunas calles del municipio. Pero otros focos sociales no han venido compartiendo la misma idea. Tan fue así, que fue uno de los asuntos que más revuelo generaron en el pueblo en la pasada legislatura.

En un comunicado remitido después de la celebración del desfile, Pañeda recordó que desde Cemag «no solo propusimos la reordenación de la circulación rodada en las calles San José, General Francisco Díaz Pimienta y Avenida de España, sino la semipeatonalización de esta última, con la consiguiente mejora de las aceras y el mobiliario urbano de este vial».

Cemag presenta una propuesta de peatonalización antela Mesa de Comercio agosto 2017

Pañeda insistió en que la peatonalización o semipeatonalización de este vial es bueno para el pueblo ya que es una salida o alternativa para hacer atractivo el comercio de proximidad, «y máxime en municipio como el nuestro, rodeado de grandes centros comerciales». Para Pañeda, «no es una propuesta que hicimos de forma caprichosa sino que viene avalada por la experiencia de otras ciudades y municipios de Cantabria y de España». Así, con la peatonalización, «los vecinos de la zona pasan a tener una calle en calma por la que poder pasear con tranquilidad y con menos niveles de contaminación, tanto acústica como atmosférica, la calle se convierte en más permeable al poder cruzar por cualquier parte sin pensar en que va a venir un vehículo a motor y el peatón gana el espacio anteriormente ocupado por estos».

Además, Pañeda indicó que es típico que en las peatonalizaciones se instalen bancos y ornamentos florales o árboles, lo que convierte a la calle en una zona estancial. En resumen, considera que la peatonalización llama a la gente y la gente llama al negocio, por eso, «esa medida permite que la zona se convierta en un punto de atracción, lo que genera dinamismo comercial, que es al fin y al cabo lo que nuestro colectivo defiende».