La mejora del barrio Santa Ana concluirá durante el mes de agosto

El alcalde, Javier Fernández Soberón, visitó los trabajos que están en ejecución en el barrio Santa Ana. /DM .
El alcalde, Javier Fernández Soberón, visitó los trabajos que están en ejecución en el barrio Santa Ana. / DM .

El Ayuntamiento de El Astillero anuncia una nueva demora en los plazos de trabajos en ejecución, en este caso, de un mes y en una zona céntrica del pueblo

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El Ayuntamiento de El Astillero ha anunciado un nuevo retraso en el plazo de ejecución de unas obras de interés vecinal que se encuentran en estos momentos en desarrollo. En este caso, la demora -que prolongará las obras un mes más de lo previsto- afectará a la actuación que se está llevando a cabo en el barrio Santa Ana, ubicado en pleno casco urbano de la localidad.

Así lo dio a conocer el alcalde del municipio, Javier Fernández Soberón, después de visitar la zona y comprobar, en compañía de los técnicos, el desarrollo de los trabajos. Según afimó, las obras de mejora en el entorno del barrio de Santa Ana sufrirán al menos un mes de retraso, aunque la «prioridad» de su equipo de gobierno es poner en marcha «obras que nos hemos encontrado paradas o un con ritmo de trabajo poco adecuado», dijo.

El anuncio de demora en unas obras no es el único que se produce en lo que va de semana, ya que días atrás, el regidor municipal ya lanzó otro comunicado en el que señaló que las labores de mejora de la piscina exterior de La Cantábrica también llevan un retraso que obligará a aplazar la apertura de las mismas.

Las fiestas del barrio, que se celebran cada 28 de julio, se ven comprometidas por las obras

En el caso de las que se están llevando a cabo en el barrio Santa Ana, Javier Fernández Soberón, apuntó que el retraso será de al menos de un mes sobre la fecha de finalización prevista. Así, si el plazo inicial dado por la empresa se fijó para el día 7 de julio, no será hasta por lo menos la primera semana de agosto cuando se concluya. En estos momentos, el núcleo del barrio Santa Ana está levantado y cortado al tráfico.

En este sentido, el alcalde de El Astillero indicó que la prioridad de su equipo de gobierno (Cs) en estos primeros días al frente de la Corporación municipal está siendo poner en marcha «obras que nos hemos encontrado paradas o con un ritmo de trabajo poco adecuado».

Soberón se refirió a que no se trata de la única obra que se encuentra fuera del plazo de ejecución, pero sí -dijo- es «una de las que más urgen debido a que hay varios negocios en la zona» y a que está generando problemas de aparcamiento. Al margen, hay otro problema añadido, y es que las fiestas del barrio Santa Ana se celebran cada 28 de julio y, en estos momentos, las celebraciones están comprometidas por el desarrollo de los trabajos.

«Desde el primer día estamos trabajando en una alternativa para poder celebrar las fiestas aunque tenga que ser en una ubicación diferente a la de los pasados años», confirmó Soberón, quien señaló haber estado trabajando para dar celeridad a la obra y solventar los problemas de ejecución que han aparecido.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de algo más de 95.000 euros, incluye la sustitución del adoquinado, la ampliación de aceras, la renovación de la plazoleta, canalizaciones, instalación de bolardos para delimitar las zonas peatonales y la sustitución y mejora de la iluminación y el mobiliario urbano.

En diciembre del pasado año, la Junta de Gobierno local, por aquel entonces presidida por los regionalistas, con Francisco Ortiz a la cabeza, aprobó la licitación de las obras de mejora de la calle Santa Ana, dentro de una batería de proyectos donde también se incluían la mejora del barrio La Churruca, la calle Ría de Solía del 2 al 14, así como la reparación del suelo del pabellón deportivo del colegio José Ramón Sánchez, la construcción del nuevo campo de fútbol 7 de hierba artificial en el Estadio Municipal Frajanas, y la rehabilitación del Barrio La Casona.

Además, estas obras se sumaron a las ya adjudicadas de asfaltado de viales en el municipio y de reparación de viales públicos en la Urbanización Los Puertos 9. Todas ellas se financian con cargo a los 1,5 millones de euros de superávit del año pasado. Parte de ese superávit, 529.000 euros, tal y como aprobó el Pleno en noviembre, se ha incorporado como crédito extraordinario a las cuentas municipales.