Pintando los valores del deporte

Niños, jóvenes y adultos participaron en las labores de pintado del mural que preside desde hace días las pistas deportivas de La Marisma. :: fermín molino/
Niños, jóvenes y adultos participaron en las labores de pintado del mural que preside desde hace días las pistas deportivas de La Marisma. :: fermín molino

Las pistas deportivas de La Marisma cuentan con una nueva imagen gracias a la labor altruista de vecinos, jugadores, entrenadores y creativos

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Juego limpio. Deporte sano. Ese es el lema del mural que desde el pasado mes de julio preside la pista deportiva de La Marisma, una nueva imagen fruto del trabajo en equipo, la creatividad y la labor colaborativa y altruista de vecinos y profesionales artísticos y deportivos vinculados al municipio. «Fue Eduardo Lamadrid, entrenador de fútbol del club La Marisma quien comentó a nuestra asociación su proyecto de pintar un mural que ya tenía bocetado. Conectamos con él enseguida y nos comprometimos a colaborar en la idea, preparando los colores y organizando la actividad con niños y adultos que quisieran participar», asegura Luigi García, presidente del colectivo cultural astillerense 'Recien Pintado' y uno de los creativos del proyecto que acaba de estrenarse en las pistas de la calle Poeta Miguel Hernández.

Aquel primer contacto entre el club deportivo y la asociación cultural supuso el inicio del proyecto que pronto vería la luz. Así, a los pocos días de aquel encuentro, comenzó el trabajo serio, con la adquisición de las pinturas y la realización del boceto, y enseguida se consiguió trasladar el dibujo al mural para proceder a pintar. En total, había 22 metros de largo y 4,45 de alzada por revitalizar y colorear para que las pistas tuvieran otra imagen.

El proceso posterior fue posible gracias a la colaboración ciudadana. «Fueron cerca de cuarenta participantes, entre los que se encontraban jugadores, padres, entrenadores y vecinos del barrio, los que tomaron parte de la actividad colectiva, contagiados de la actividad creadora», recuerda Luigi. Además, las labores de pintado del mural generaron gran espectación en la zona y fueron muchos los que se animaron a detenerse a su paso y contemplar cómo iban avanzando los trabajos.

Trabajo en equipo

«Fue un auténtico ambiente festivo el que se vivió en las pistas deportivas ese día, ya que los trabajos se prolongaron hasta bien avanzada la tarde. Hemos estado abiertos a la colaboración de personas que simplemente pasaban por ahí», añade el presidente de la asociación.

Una vez plasmados los primeros resultados, el 21 de julio, un grupo más reducido de pintores perteneciente a la asociación 'Recién Pintado' finalizaron las últimas labores de pintado y de detalles, para que el martes, día 30 de julio, se llevara a cabo la presentación oficial del trabajo. A ella asistieron representantes del Ayuntamiento de El Astillero, que alabaron el trabajo realizado y aseguraron que esta actuación es un ejemplo del lavado de cara que el Consistorio quiere realizar en diferentes puntos del municipio.

Ahora, una vez hecho balance de aquella actividad, el presidente del colectivo cultural asegura que lo mejor de aquellas jornadas fue el ambiente que se vivió entre todos los participantes. «Las numerosas horas al frente del muro crearon un magnífico ambiente que facilitó el trabajo en equipo y al final, conseguimos entre todos, un resultado óptimo», califica el creativo.

Como conclusión, el presidente del colectivo Recién Pintado asegura que el fin de este trabajo en equipo, y «cien por cien altruista», fue el de «concienciar a los más pequeños sobre la importancia de los valores del deporte (que implica esfuerzo, compañerismo, humildad y diversión)», además de «dar alas y motivar a los artistas de este municipio para reconvertir esos espacios degradados en autenticas galerías de arte».

En estos momentos, Luigi García asegura que desde el colectivo se está trabajando en la búsqueda de lugares que se puedan recuperar y que sean muy frecuentados, como parques infantiles y calles peatonales, para darles una nueva imagen. «Buscamos paredes y artistas para poder llevar a cabo este magnífico proyecto», asegura el responsable de la asociación cultural.

«Nuestra asociación cuenta con un estudio-taller en la calle Leonardo Torres Quevedo, número 4, donde también impartimos clases de artes plásticas y trabajamos nuevos proyectos».

Pero no fue esta la única actuación colaborativa que se llevó a cabo en el municipio para permitir dar otra imagen a una instalación municipal. En concreto, en San Camilo, la participación de diversas personas logró dar un nuevo aire a la zona. Y todo, gracias al impulso y la visión de uno de los profesores del colegio Ramón y Cajal de Guarnizo que, junto a varios voluntarios, se encargaron de elaborar una creación que hace alusión a la historia naval del municipio.

Después de años como docente en el municipio, Evaristo Arroyo ha querido dejar su huella representando un encuentro de barcos propios del siglo XVI que, en medio de unas divertidas pero embravecidas olas, luchan por mantenerse a flote y abrirse paso por aquellas interminables rutas de conquista y de comercio.

A través del mural, Arroyo ha querido recordar cuáles fueron los orígenes y el prestigio del municipio en la época del Imperio de los Austrias, de su afamado arte en la construcción de barcos para aquella Armada y de su reconocimiento al ser denominado 'Real Astillero'. La pintura, realizada con acrílicas de acabado plástico, tiene unas dimensiones de 30 metros de largo por 2,5 de alto y se fija sobre un soporte de hormigón que se extiende a lo largo de toda esa pista.

Para el Ayuntamiento de El Astillero, Las Marismas y San Camilo «son un ejemplo del lavado de cara que el equipo de gobierno (Ciudadanos) quiere llevar a cabo en otros puntos del municipio», aseguró en un comunicado en el que puso de manifiesto la importancia de la labor colaborativa que ha existido siempre en el municipio y que se plasma ahora en estas dos actuaciones altruista que redundarán en el beneficio de todos.