Laredo pierde 94.000 euros de ayuda para reformar la piscina

La piscina municipal de Laredo se cerró hace más de cuatro años/AV
La piscina municipal de Laredo se cerró hace más de cuatro años / AV

El Pleno aprobó ayer una modificación presupuestaria para incluir los 106.163 euros que se han salvado de los 200.000 que concedió el Gobierno regional

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El Pleno de la Corporación Municipal de Laredo aprobó ayer una modificación presupuestaria por valor de 106.163 euros correspondientes al dinero que el Ayuntamiento ha podido justificar de los 200.000 que el Gobierno concedió en el año 2017 para las obras de rehabilitación de la piscina municipal (cerrada desde 2015 ante el riesgo de derrumbe de la cubierta). Esto supone que el Consistorio pejino ha perdido 94.000 euros (más intereses) de dicha ayuda.

Hay que recordar que el Ayuntamiento está a la espera de que el Consejo de Estado (el supremo órgano consultivo del Gobierno de España) se pronuncie respecto al problema jurídico que ha surgido debido a que el anterior equipo de gobierno, encabezado por Juan Ramón López Visitación, no llegó a firmar dentro del plazo establecido el contrato con la empresa adjudicataria de las obras de rehabilitación de la piscinas municipal. Según ha podido saber este periódico, el Consistorio pejino ha recurrido al Consejo de Estado ante la existencia de informes contradictorios de varios funcionarios municipales sobre el modo de resolver dicho problema. El actual equipo de gobierno espera que las obras comiencen en septiembre.

Durante el debate de ayer, el portavoz de Hacemos Laredo, el exalcalde Juan Ramón López Revuelta, que recordó que fue él quién hizo la piscina, responsabilizó a la concejal de Hacienda, Carmen García (SSPL), de la pérdida de parte de esa subvención y de que el servicio no exista «porque en su momento rechazó el inicio de las obras al considerar que no se podía empezar la casa por el tejado». «Lo único que decía a cada propuesta (en la anterior legislatura) es no».

Ante estas afirmaciones, García recordó que su formación sólo tenía dos de los 17 ediles de la Corporación y que en aquel momento no existía un compromiso escrito de que el Gobierno financiara las obras.

De su lado, el concejal de Obras, Pedro Diego (PRC), desmintió a López Revuelta, «ya que se han perdido esos 94.000 euros y otro millón de euros en ayudas del Gobierno regional por la incapacidad del anterior equipo de gobierno y la falta de consenso». «Se cerró la piscina porque se dijo que el techo se iba a caer y no se ha caído. El informe era duro pero quizá se podía haber solucionado el problema sin tener que cerrar la piscina».

«Se ha incumplido la ley»

La Corporación pejina también aprobó otras cuatro modificaciones presupuestarias. Una de 420.552 euros de facturas pendientes y reconocimiento de deuda de 2018. En este punto, los portavoces del PP, Unidos x Laredo y el PRC hicieron mención a un informe del interventor que señala que hay varias partidas que se han tramitado «sin propuesta de gasto ni consignación presupuestaria». «Se ha incumplido la ley y eso es grave», apuntó Diego.

Por otro lado, el Pleno aprobó otra modificación presupuestaria de 699.150 euros para amortización de préstamos y luminarias, una tercera que tiene que ver con la subida de la asignación anual de los grupos municipales (4.500 euros para el último trimestre del año); y una cuarta, de 64.000 euros, para el banco de recursos para los centros escolares.