«Está como tú y como yo, ni siente ni padece, como si no hubiera pasado nada»

«Está como tú y como yo, ni siente ni padece, como si no hubiera pasado nada»

Los agentes que han custodiado a Tomás Maestre tras el crimen dicen que se presentó en comisaría diciendo que había hecho «algo horrible», pero su comportamiento distaba mucho del arrepentimiento

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

«Está como tú y como yo, ni siente ni padece, como si no hubiera pasado nada», apuntaba uno de los agentes que le han custodiado durante toda la mañana. Así se mostraba Tomás Maestre Ramírez, ecuatoriano de 29 años, quien permanece detenido como presunto responsable del homicidio esta madrugada de su expareja en Laredo. Alrededor de las cinco de la mañana, tres cuartos de hora después de que se produjeran los hechos en la plaza Rosario Ochandiano de la localidad pejina, el joven se presentó voluntariamente en la comisaría de la Policía Local y confesaba que había hecho «algo horrible».

Esa frase la repitió en varias ocasiones, pero su actitud en el interior del edificio distó mucho de ser de arrepentimiento. Más bien todo lo contrario. Se mostraba calmado y tranquilo. Tanto que en el tiempo que tardó en llegar a estas estancias la Policía Judicial de la Guardia Civil -que se ha hecho cargo de la investigación- tuvo tiempo de echar una cabezada. Después de prestar declaración se tomó, como si fuera un día cualquiera, el desayuno que le llevaron los agentes siguiendo lo establecido en el protocolo.

Hasta el momento se desconoce el contenido de su declaración. Tampoco se sabe qué han explicado las dos compañeras de piso de la víctima, Rebeca Cadete, que presenciaron la agresión y tuvieron que refugiarse en una habitación para no ser atacadas por Tomás.

Alrededor de las 13.15 horas, el joven ha sido trasladado desde el calabozo de la Policía Local hasta el cuartel de la Guardia Civil. Allí lleva desde entonces esperando a que le asignen un abogado -en principio de oficio- y que quede a disposición judicial. Aunque en el momento de los hechos el juzgado que se encontraba de guardia era el número 1 de Instrucción de Laredo, el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria aún no ha confirmado cuál se hará cargo del caso.

Si finalmente presta declaración durante este jueves, el juez tendrá que decidir si le envía a prisión de forma provisional. En ese caso, lo más seguro es que pase la noche ya en El Dueso. Si espera hasta mañana para entrevistarse con el presunto asesino, tendrá que volver a ser trasladado a la comisaría de la Policía Local, ya que en el cuartel de Laredo no hay calabozos.

 

Fotos

Vídeos