Comillas, seleccionado como territorio inteligente por la UE

Vecinos y visitantes pueden acceder a una red wifi gratuita en el centro del pueblo. /Javier Rosendo
Vecinos y visitantes pueden acceder a una red wifi gratuita en el centro del pueblo. / Javier Rosendo

El municipio ha sido elegido junto a cuatro ayuntamientos de la región para formar parte de un proyecto sobre aplicación de las nuevas tecnologías

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEAComillas

Comillas es uno de los cuatro ayuntamientos cántabros que han sido seleccionados, junto a Los Corrales de Buelna, Marina de Cudeyo y San Vicente de la Barquera, por la Comisión Europea para formar parte de un proyecto piloto sobre 'pueblos ecosociales e inteligentes', con el que se pretende clarificar las políticas de desarrollo rural de los próximos años. «Se presentaron varios municipios en los que se están llevando a cabo políticas de desarrollo inteligente, que consisten en hacer uso de las nuevas tecnologías para gestionar el territorio», explica orgulloso el primer teniente alcalde en el Ayuntamiento de Comillas, Julián Rozas (PSOE). Los cuatro ayuntamientos han conformado una red de 'Municipios Inteligentes Rurales' y han sido elegidos como uno de los casos de estudio del proyecto 'Smart Eco-social Villages' de la Unión Europea. Son los únicos en toda España que han logrado entrar a formar parte de esta iniciativa.

Comillas ha sido seleccionado por crear la plataforma iComillas, territorio inteligente, que consiste en aplicar las nuevas tecnologías a la gestión y desarrollo de su territorio, sus infraestructuras básicas y los servicios a los ciudadanos, utilizando los recursos y las oportunidades disponibles en la localidad. El proyecto se basa en realizar una planificación basada en los recursos del territorio y en la sostenibilidad económica, creando un modelo viable que atraiga la participación de empresas innovadoras y servicios desarrollados por parte de emprendedores y pymes locales. El modelo busca también la participación ciudadana y que los servicios que se ofrecen tengan una repercusión real en la vida cotidiana de los ciudadanos.

«Hemos incorporado una red wifi pública y gratuita y creado redes de gestión para controlar el alumbrado, la recogida de residuos o las labores de saneamiento», matiza Rozas. Se trata, asegura, «de optimizar los recursos y poder subsanar los fallos de una forma más sencilla». Para ello, «utilizamos sensores que captan información de las infraestructura y empleamos redes de telecomunicaciones que transportan dicha información hasta un centro de control que la evalúa». Después, se ejecutan actuaciones en las infraestructuras que gestionan el agua o el alumbrado, por ejemplo, en base a la información recibida. También existe un centro de datos que recibe la información de las redes de sensores y la pone a disposición de la plataforma de gestión municipal.

«El modelo busca la participación ciudadana y que los recursos tengan repercusión positiva»

«Hemos incorporado una red wifi gratuita y creado redes de gestión para controlar los recursos»

Además, los ciudadanos disponen de nuevos servicios a través de apps y sitios web municipales (administración electrónica, soluciones de videoasistencia a ancianos y dependientes, teleconsulta médica o aplicaciones de promoción del turismo y comercio local). Por lo que se facilita la vida del ciudadano.

«La puesta en marcha del proyecto es inminente», explicó Rozas «y vamos a ir concertando reuniones para matizar los detalles». Los coordinadores del proyecto visitarán Cantabria a partir del 20 de octubre para constituir grupos de trabajo y decidir cuál de los cuatro municipios será sede del inicio de las acciones. En este momento arrancará la etapa de implementación, en la que cada municipio llevará a cabo tareas guiadas por el equipo del proyecto. En la última fasé se analizará la estrategia desarrollada. «Estamos muy contentos y entusiasmados con este proyecto y nos sentimos muy satisfechos de haber sido elegidos», concluyó Rozas.

 

Fotos

Vídeos