La Feria de la Miel en Vega de Liébana se consolida como un referente del sector

La Feria de la Miel en Vega de Liébana se consolida como un referente del sector

Cientos de visitantes disfrutaron de las actividades en una cita marcada por «la mala cosecha» de este año y la amenaza de la avispa asiática

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

La miel fue, un año más, la protagonista en la VIII edición de la Feria monográfica dedicada a este producto en Vega de Liébana. Una cita que se consolida como referente del sector en el calendario anual y que tiene a este néctar con denominación de origen como uno de sus cultivos estrella. Al evento acudieron cientos de visitantes atraídos por el programa elaborado. En la parte más lúdica, los asistentes disfrutaron tanto de la exposición y venta, como de las actuaciones y concursos, mientras que, en el lado más técnico, se analizó la amenaza creciente de la plaga de la avispa asiática. A la par, este año los productores reconocieron que «no había sido una buena cosecha» por la influencia de la climatología adversa en la producción.

«Este año hemos tenido la peor producción de miel de la historia» definía ayer a este periódico la apicultora María Ballester de la marca Miel Valle Estrechu, cuyo producto está registrado como Denominación de Origen Protegida (DOP) Miel de Liébana. En opinión de la especialista, la producción «ha sido cero», cuestión que achacó al cambiante tiempo de este año. «El invierno fue duro, se prolongó mucho y la primavera y el verano han venido fatal, con muchas lluvias en julio, que es el mes donde las abejas hacen casi toda la cosecha. Es el peor año que he conocido desde que tengo colmenas, hace ya 20 años », opinó.

Por su parte, Rubén Varona, presidente de la DOP Miel de Liébana y productor de 'Miel Colmenares de Vendejo', suscribía las palabras de Ballester y reconocía que la cosecha de este año había sido «una ruina, con pérdidas del 100 %».

Ambos productores mostraban también su preocupación por la presencia de la plaga asiática 'vespa velutina' en la comarca, que este año ha «mermado» algo su expansión por las acciones de trampeo. «Tenemos que estar muy atentos y trampear», afirmaba Ballester, un extremo en el que coincidía también Varona. «La plaga ya lleva en Liébana tres años, entrando por Lebeña y se ha extendido por toda la comarca. Estamos trabajando para evitar su aumento», incidió.

Precisamente, la presencia de esta especie invasora en la región fue el tema elegido para la ponencia técnica de la Feria. Una conferencia que impartió el técnico de protección civil de Galicia, Lolo Andrade, que ahondó en la problemática actual de esta especie y las armas para combatir su expansión mediante biología o trampeos, pero también sobre cómo actuar ante posibles picaduras.

A pesar de las amenazas que afectan a la apicultura, la feria cumplía su octava edición demostrando ser uno de los mejores escaparates del sector en la región. A la cita organizada por el Ayuntamiento de Vega de Liébana asistieron más de 40 expositores, entre productores agroalimentarios, artesanos y asociaciones. A la par, se programaron actuaciones musicales, concurso de postres, una comida popular y la ponencia técnica.

La cita contó con la presencia de Jesús Oria, Consejero de Medio Rural, que recorrió el espacio acompañado de Gregorio Alonso, alcalde de Vega de Liébana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos