Un vecino de Cabuérniga dice que el alcalde ha cerrado el paso a su casa por «política»

El camino cortado con el edificio en ruina (a la derecha) y, al fondo, la casa de Nicolas Toral./Javier Rosendo
El camino cortado con el edificio en ruina (a la derecha) y, al fondo, la casa de Nicolas Toral. / Javier Rosendo

«Se ha llevado a cabo sin que nadie nos avisara, ni por escrito ni verbalmente», denuncia el afectado por la colocación de las vallas

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabuerniga

Un vecino del pueblo de Terán y aspirante a la Alcaldía en las próximas elecciones municipales en Cabuérniga, Nicolás Toral, denunció esta semana que el Ayuntamiento «ha cerrado la entrada» a su vivienda con la colocación de varias vallas ante el riesgo de que se derribe el tejado del edificio contiguo. Toral, que ha sido a su vez denunciado por el propio Consistorio por quitar la barrera que le impide acceder a su vivienda, ve razones de rivalidad política en la decisión municipal de sellar el acceso. Por su parte, el alcalde, el regionalista Gabriel Gómez, se escuda en una decisión técnica por seguridad y añade que hay sitio para pasar.

El afectado, que ahora accede a su casa a través del terreno de un familiar, explicó que la finca «es también mi lugar de trabajo, pues ahí tengo el taller y desde que cerraron la calle ya no pueden entrar vehículos con los materiales que necesito». Ante el peligro de que alguna de las tejas del tejado de la vivienda contigua caiga a la calle, Nicolás Toral sugiere «que se establezca un perímetro de seguridad para rodear la casa, de forma que nos quede un hueco amplio para acceder a nuestra vivienda con el coche».

Sin previo aviso

El vecino denuncia también que el cierre de esta calle «se llevó a cabo sin que nadie nos avisara, ni por escrito ni verbalmente, por lo que me limité a quitar las vallas para poder salir». El Ayuntamiento procedió entonces a colocarlas de nuevo «y después llamé a la Guardia Civil», comenta el afectado por el cierre, quien asegura que «las dos vallas no van a evitar que se caiga el tejado». El vecino explicó que actualmente «los propietarios de esta vivienda residen en una residencia de ancianos», por lo que el inmueble «está vacío». Sin embargo, «no han renunciado a este bien de forma legal y siguen teniendo la obligación de arreglarlo». «Sabemos que este tipo de pleitos van para largo y me niego a permanecer sin acceso a mi vivienda tanto tiempo», se queja. Asimismo afirma que se trata «de un despropósito que he denunciado a la Delegación del Gobierno» y atribuye el enfrentamiento con el Ayuntamiento a una cuestión política, «pues me presento a las elecciones el próximo año», admitió el aspirante a concejal o alcalde que prefirió no adelantar las siglas de su candidatura aún.

Por su parte, el alcalde de Cabuérniga, Gabriel Gómez (PRC), explicó que «este vecino acudió al Ayuntamiento a quejarse por el mal estado en que se encontraba la casa al lado de la suya y por el peligro que corrían al pasar por allí», por lo que «envié al técnico municipal y decidimos colocar estas vallas». El regidor asegura que tanto Nicolás como su familiar «residen en dos viviendas que son consideradas un albergue», porque así continúan figurando en las escrituras, algo que el vecino afectado ha desmentido. Además, añadió el alcalde, «disponen de espacio de sobra para entrar incluso con un vehículo».

Con respecto a los propietarios de la vivienda que corre peligro de derrumbarse, el alcalde explicó que no es un tema que se pueda solucionar de un día para otro, sino que hay que cumplir una serie de trámites, pero les instaremos a arreglar el tejado y las paredes de su vivienda», dijo.

 

Fotos

Vídeos