Casas eficientes hechas en Cantabria

Vivienda en construcción bajo el modelo 'In-Teck', desarrollado por dos empresas cántabras/Sane
Vivienda en construcción bajo el modelo 'In-Teck', desarrollado por dos empresas cántabras / Sane

La Consejería de Obras Públicas estudia la viabilidad de unos inmuebles que ofrecen un importante ahorro energético y una rebaja de un 30% en los costes

GUILLERMO MARTÍNEZ Santander

Las viviendas eficientes de construcción industrializada han llegado para quedarse. Desde la Consejería de Obras Públicas y Vivienda se está valorando la posibilidad de adoptar estos métodos constructivos en futuras obras públicas. Con este objetivo, el director general de Vivienda, Francisco Gómez Blanco, visitó esta semana la primera vivienda de estas características que actualmente se construye en el municipio de Hazas de Cesto.

La reducción de costes, en torno a un 30% con respecto al mismo inmueble construido de forma tradicional, unido a la eficiencia energética, pues requieren muy poca energía para mantener unas óptimas condiciones térmicas a pesar de las variaciones que se puedan generar en el exterior, hacen de estas edificaciones una opción interesante para la construcción de viviendas sociales, edificios dotacionales, complejos para la tercera edad, etc.

Por fuera, nada diferencia una casa tradicional de una prefabricada. De hecho ya las hay de piedra, hormigón o acero. Lo único que las distingue es la manera en que se construyen. En lugar de hacerse 'in situ', las piezas se construyen en una fábrica, lejos de las inclemencias medioambientales y con un mayor control de todos los procesos productivos. Las paredes, los tejados e incluso habitaciones enteras se hacen en una fábrica y luego se llevan a su destino final, donde necesitan una base de hormigón y los mismos permisos que los de una obra corriente. Allí se juntan las piezas como un lego y se fijan entre si.

El modelo productivo industrializado, unido a la eficiencia energética, constituyen una interesante propuesta para el Gobierno de Cantabria. «Este no es solo el futuro de la construcción, debe ser ya el presente pues hay que hacer unas viviendas más eficientes energéticamente, y no solo por el propio ahorro, si no porque la normativa va a exigirlo a finales de este año», explica Gómez Blanco. El alcalde de Hazas de Cesto, José María Ruiz, se mostraba «impresionado» con esta iniciativa e incidía en la importancia de «hacer ver a la gente que los edificios prefabricados no son peores, que poseen las mismas garantías».

Un proyecto cántabro

Tras cinco años de desarrollo, Instalteck Internacional y DBS, dos empresas cántabras, han ejecutado la primera vivienda con construcción industrializada bajo su sistema patentado 'In-Teck'. Esta vivienda contará con la máxima calificación energética 'A', y con unos plazos de entrega y costes competitivos. «La rapidez en la construcción redunda en la economía. Estamos convencidos de que es el sistema económicamente mas viable» afirmaba el director de DBS, David Blázquez. En el futuro, el objetivo es aplicar este sistema constructivo no solo a viviendas particulares, sino a complejos residenciales o viviendas protegidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos