El Gobierno regional eliminará las antiguas depuradoras de Somo y Loredo

n la depuradora de Loredo actualmente se depositan los materiales de cribado de las playas. /HR
n la depuradora de Loredo actualmente se depositan los materiales de cribado de las playas. / HR

La vicepresidenta Eva Díaz Tezanos se comprometió a costear las obras pese a que el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar insiste en la «reutilización» de ambas instalaciones

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZ

Las antiguas depuradoras de Somo y Loredo tienen los días contados. Así lo anunció la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, que prevé invertir 236.877 euros en las obras de demolición y recuperación ambiental de ambas zonas. De llevarse finalmente a cabo, el Gobierno regional cumpliría con la Orden Ministerial de 2008 dirigida a desmantelar las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de Ribamontán al Mar. Sin embargo, el equipo de gobierno del Ayuntamiento (PRC) insiste en la reutilización de las estructuras existentes.

El futuro de las plantas −en desuso desde que las aguas residuales del municipio son tratadas en la EDAR de Suesa− ha sido uno de los principales puntos de debate en la Corporación municipal a lo largo de la legislatura que está tocando a su fin. Por un lado, el grupo de Iniciativa Vecinal por Ribamontán al Mar, sin éxito, ha llevado en un par de ocasiones mociones al pleno para que desde el Consistorio se instara al Ejecutivo cántabro a que interviniera y se hiciera cargo del desmantelamiento y la inversión que conlleva.

Enfrentada a dicha posición está la visión de la Alcaldía, que siempre ha defendido la «reutilización», tal y como ha comentado al respecto en varias ocasiones la teniente de alcalde y portavoz regionalista, Araceli Colina. Para ello, la estación de Loredo, que se encuentra en un espacio dunar, se ha convertido en el lugar en el que se depositan todos los materiales de cribado de las playas. Una opción que, entre otras cuestiones, persigue abaratar costes evitando el traslado de dichos residuos. «No es un crimen, porque tenemos un permiso de Costas hasta mayo para esas deposiciones», recalcó Colina.

236.877 euros calcula el Gobierno regional que supondrá la eliminación de las dos antiguas plantas y la recuperación ambiental de la zona

Para la planta de Somo los regionalistas tienen un plan muy distinto, sobre todo teniendo en cuenta el lugar en el que se encuentra:a la entrada del pueblo, junto al puente hacia Pedreña, y con vistas a la Ría de Cubas. El proyecto consiste en rellenar los vasos para su reconversión en un mirador. Dicha iniciativa fue presentada el pasado año a Costas, que recientemente trasladó su negativa. No obstante, el equipo de gobierno no renuncia a su planteamiento puesto que «tres cuartas partes de la depuradora son propiedad de la Junta Vecinal de Somo».

El último en tomar partido al respecto fue el Partido Popular, que a finales de marzo cuestionó en el Parlamento al Gobierno regional sobre qué medidas pensaba adoptar. La respuesta no se hizo esperar, y Díaz Tezanos aseguró que ya se habían comenzado los trámites pertinentes para la eliminación de las dos depuradoras. Además, entró en detalles y facilitó algunas cifras de lo que supondría el coste de los trabajos:135.000 euros para las obras de Somo y otros 70.000 para la de Loredo.

Los populares, a través del presidente de la Junta Local, Javier Hoz, celebraron la decisión del Ejecutivo. Sobre todo en lo que concierne a la planta de Loredo que, tal y como destacó, «es muy peligrosa al encontrarse en la misma playa y cerca del colegio de Latas». Por lo que su desaparición le parece una cuestión de «responsabilidad».

De hecho, el pasado verano un vecino tuvo que rescatar a sus dos perros de ahogarse tras caer a uno de sus pozos porque la verja estaba abierta. Desde Iniciativa Vecinal, que ha sido el grupo más insistente en esta cuestión, también habían alertado del peligro con anterioridad, y valoran que el compromiso de Díaz Tezanos resulta «beneficioso» para el municipio.