Mayor seguridad en Entrambasaguas

La mayor parte de los 30 asistentes a la charla de la Guardia Civil eran personas de la tercera edad./Héctor Ruiz
La mayor parte de los 30 asistentes a la charla de la Guardia Civil eran personas de la tercera edad. / Héctor Ruiz

La Guardia Civil realizó una charla en el Consistorio para ofrecer a los vecinos claves y consejos que les eviten convertirse en víctimas de robos o hurtos

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZEntrambasaguas

Como respuesta a algunos sucesos y robos denunciados recientemente en Entrambasaguas, la alcaldesa del municipio, María Jesús Susinos, se puso en contacto con la Guardia Civil, concretamente con Seguridad Ciudadana, para que ofrecieran en el Ayuntamiento una charla. El resultado fue la llegada del 'Plan Mayor Seguridad' a Entrambasaguas. A la conferencia informativa, ofrecida la semana pasada en el Salón de Actos de la Casa Consistorial, acudieron cerca de 30 personas interesadas por tener más información para la prevención de robos y estafas.

La mayor parte de los vecinos asistentes eran personas de la tercera edad, precisamente el público objetivo del 'Plan Mayor Seguridad', que hace referencia a las personas mayores y que está coordinado por el Gobierno de España a través del Ministerio del Interior. En la charla de Entrambasaguas, realizada por el teniente de la Guardia Civil José Manuel Martín Aria, se ofrecieron distintos consejos al público.

La presentación se hizo dividida en distintos ambientes a partir de los problemas que podemos encontrar en cada uno de ellos y las precauciones que se pueden tomar. Dichos lugares son: tiendas, mercadillos, calles, bancos y en el propio hogar. Así, por ejemplo, se descubrieron algunos artilugios que los delincuentes suelen instalar en cajeros de bancos (como por ejemplo lectores de banda magnética o cámaras); se mencionaron algunas medidas para tener en cuenta en las casas, sobre todo las unifamiliares con fácil acceso desde el jardín; además de recordar lecciones como que no se debe apuntar el número secreto en la propia tarjeta de crédito. Asimismo, se habló de las conocidas abrazadoras, que asaltan a las personas, normalmente mayores, y les roban con un gesto cariñoso; algo que el teniente comentó que está siendo muy frecuente en la actualidad.

Uno de los principales objetivos del Guardia Civil ponente era tranquilizar a los asistentes

No obstante, otro de los objetivos de la charla era tranquilizar a los asistentes, a la vez que intentaban transmitir confianza en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Para ello, Martín recalcó datos como que las estadísticas señalan que «sólo el 2,34 por ciento de la población en España sufre algún tipo de delito al cabo del año». De hecho, Cantabria se encuentra entre las regiones con menos incidencias de este tipo. «Lo que es importante que entendáis es que no hay una persona en cada esquina dispuesta a robarnos», insistió el teniente.

Denuncia reciente

La inquietud de las personas mayores del municipio, tal y como recordó la alcaldesa, parte en especial de un caso que tuvo lugar el pasado 12 de abril en Entrambasaguas. Los damnificados fueron una pareja de ancianos, que recibieron la visita de dos supuestos operarios del Ayuntamiento con la excusa de realizar una intervención de fontanería. «Llamó mucho la atención por la forma de operar y porque las personas afectadas son muy conocidas en el municipio», explicó Susinos.

El robo que sufrió una pareja de ancianos del municipio en abril ha motivado esta charla

La pareja de ancianos no sufrió ningún tipo de daño físico, pero denunció ante la Guardia Civil la desaparición de joyas y cerca de 800 euros en metálico. En su momento, la alcaldesa de Entrambasaguas lamentó lo ocurrido y recordó que «los operarios del Ayuntamiento realizan sus trabajos siempre en instalaciones y zonas públicas, no en domicilios particulares». Por ello, pidió a los vecinos, sobre todo los mayores, que tomaran precauciones. Tal y como quedó de manifiesto en la charla de la pasada semana, algunos ya han tomado medidas. «Yo me he desecho de todas mis joyas, mis hijas no las quieren y yo no quiero pasar miedo», comentó una asistente.

 

Fotos

Vídeos