El Ayuntamiento paga 2,7 millones en facturas a cinco días de las elecciones

La alcaldesa, Gema Igual, y la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, en una imagen de archivo./Roberto Ruiz
La alcaldesa, Gema Igual, y la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, en una imagen de archivo. / Roberto Ruiz

Fuentes-Pila asegura que son «gastos realizados sin tramitar el expediente que corresponde», y González Pescador defiende que «cumple con la legalidad»

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

El Ayuntamiento de Santander dio ayer el visto bueno a presentar un expediente en la Junta de Gobierno Local para la aprobación de facturas por valor de 2,7 millones de euros, algo que fue criticado por el PRC al hacerse a escasos días de la convocatoria electoral. Por su parte, el PP explicó que se trata de «un trámite administrativo, perfectamente legal y reglado en la normativa». El portavoz municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, tildó ayer de «traca final» de la gestión del PP el hecho de aprobar en la Comisión de Hacienda una «nueva remesa» de reconocimientos extrajudiciales de crédito por un importe superior a los 2,7 millones de euros.

Para Fuentes-Pila, se trata de la «guinda amarga» de cuatro años de una gestión económica de los recursos del Ayuntamiento «que da miedo». «Presupuestos que no se cumplen, facturas en el cajón, gastos realizado saltándose la normativa de contratos». Así resumió el regionalista la gestión del PP, para quien la única «buena noticia» es que ya se acaba una legislatura en la que el PP «no ha dado una».

El dato

1,3
millones de euros van dirigidos al pago de facturas destinadas al servicio de parques y jardines.

Según recoge textualmente el informe de Intervención que acompaña al expediente, por un lado se han aprobado gastos realizados con omisión de trámites esenciales establecidos en la normativa de contratos, ocasionados por las demoras producidas en los procedimientos de contratación y por el plazo máximo de los contratos respectivos.

«Se trata de una traca final de la legislatura, con la que se saltan la ley de contratos» José María Fuentes-Pila | PRC

Según detalló Fuentes-Pila, los gastos «ascienden a 2,3 millones de euros e incluyen partidas de los servicios de limpieza, del Servicio Municipal de Transportes y el suministro eléctrico, entre otros». Un segundo grupo de facturas, «son gastos realizados sin que se tramitase el oportuno expediente de contratación y ascienden a 397.335 euros. Entre estos se encuentra el suministro de biodiesel para los autobuses», destacó el portavoz.

De esta forma, «por una lado se saltan la ley de contratos, por el otro directamente no tramitan el expediente de contratación», concluyó el regionalista.

«Lección de transparencia»

Por su parte, la concejala de Economía y Hacienda de Santander, Ana González Pescador, se defendió ayer a las críticas del Partido Regionalista y respondió que el equipo de gobierno municipal (PP) es «responsable y pagador hasta el último día», y lo que no va a hacer «en ningún caso» es «paralizar la administración o dejar a las empresas sin cobrar» por la convocatoria electoral.

La edil respondió al portavoz del PRC que se trata de «un trámite administrativo, perfectamente legal y reglado en la normativa». Según afirmó, este expediente incluye facturas correspondientes a servicios como el de parques y jardines o el suministro eléctrico, «con lo que el Ayuntamiento asegura la continuidad de todos esos servicios y que las empresas que los prestan cobren por ello, como debe ser».

«Es para asegurar la continuidad de los servicios y estar al día con los proveedores» Ana González Pescador | PP

«Lo que garantizamos con este acuerdo es que todas esas empresas cobren con agilidad por los servicios prestados, cumpliendo la legalidad y los plazos, al contrario de lo que ocurre en administraciones donde gobiernan los regionalistas, como el Gobierno de Cantabria, que lidera la lista de comunidades que más tardan en pagar a sus proveedores», apostilló la edil.

«Aquí no hay ni una sola factura en el cajón, todas están a la vista y han sido informadas por los servicios correspondientes», enfatizó González Pescador, que agregó que eso es precisamente lo que se hace a través de este expediente, garantizando que el Ayuntamiento esté siempre al día en sus pagos con los proveedores.

El mayor importe es de 1,3 millones «dirigido a abonar las últimas mensualidades por el servicio de parques y jardines giradas hasta la fecha», precisó González Pescador. En cuanto al resto de facturas, indicó que se refieren al pago de suministros como el combustible para algunos servicios o la electricidad para colegios, semáforos o alumbrado público.