La PAH consigue paralizar el desahucio de un matrimonio y su hija de una vivienda de General Dávila

Gema, afectada por el desahucio, agradece a todos su apoyo y celebra su paralización. / Alberto Aja

Revilla, que ha acudido a mostrar su apoyo a la pareja que iba a ser desahuciada, asegura que él, en su situación, «lucharía de la misma forma por mantener su casa» | El presidente dice que «los bancos van a la rapiña y en concreto Liberbank, entidad a la que la gente le importa un comino»

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

La pareja de autónomos de Santander y su hija menor, que este lunes por la mañana iban a ser desahuciados, ha conseguido paralizarlo gracias al apoyo de la PAH, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que bloqueó la entrada a los tres miembros de la comisión judicial y al cerrajero que se presentaron en el edificio a las diez de la mañana para proceder al desahucio de la vivienda.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, acudió una hora antes para mostrar su apoyo a la familia que se encuentra en esta complicada situación y para ofrecerles las llaves de una vivienda de emergencia social, que la pareja aceptó en caso de quedar desamparados en la calle.

Además

Revilla les aseguró que «cuentan con todo su apoyo», escuchó su historia y les comunicó que la próxima semana se reunirá con el nuevo presidente, Pedro Sánchez, «y pienso trasladarle este tema. Estoy seguro de que él tiene una idea diferente al anterior presidente de cómo hacer las cosas en esta materia». La afectada, Gema, pidió a Revilla que firmase la Ley de Vivienda para «impedir que en España ocurran estas situaciones injustas que favorecen a los bancos». Revilla le respondió que «los bancos van a la rapiña y en concreto Liberbank, entidad a la que le importa un comino la gente» y añadió que «en septiembre nos sentaremos a negociar con la PAH para intentar llegar a acuerdos».

Arriba, Revilla es recibido por los propietario de la vivienda. A izquierda, varios integrantes de la PAH, a la entrada de la vivienda. A la derecha, Gema es felicitada por varios miembros de la PAH / Alberto Aja

Sobre las once de la mañana, la comisión judicial, al ver que no podía acceder al piso, aplazó la operación en mitad de los aplausos del medio centenar de personas que estaban allí congregadas apoyando la acción de 'Stop Desahucio' de la PAH. Todos celebraron muy emocionados, con lágrimas en los ojos, que el matrimonio, «que son muy buena gente y muy queridos entre los vecinos» pueda permanecer en su vivienda, al menos unos meses más.

Según ha explicado a Efe Víctor Noriega, portavoz de la PAH, al ver que había unas cien personas, dentro y fuera del portal, y tras hablar por teléfono, han firmado un acta paralizando el lanzamiento, para el que se fijará una nueva fecha, y se han marchado.

«Lo hemos conseguido paralizar. Lo que no han conseguido los políticos, Revilla y desde el Ayuntamiento, lo ha conseguido la gente», ha dicho Noriega, quien cree que no ha sido solo un logro de la PAH sino también del resto de asociaciones, vecinos y personas llegadas de toda Cantabria que han acudido «a paralizar esta barbaridad».

Lo que se ha conseguido es que la familia siga en su casa en los próximos días, y eso significa ganar tiempo para poder presentar una demanda contra el banco por cláusulas abusivas, que es justo lo que no se ha podido hacer antes, ha apuntado, «por la inacción» de sus abogados.

El portavoz de la PAH ha explicado que presentaron la demanda fuera de plazo, lo que dejó «sin defensa» a la familia, que este lunes respira aliviada tras las «tres semanas de angustia» que han han pasado desde que recibieron la orden de desahucio.

Al margen de la reclamación que los afectados puedan presentar contra sus abogados, según Noriega, lo que se va a iniciar de forma inmediata es una demanda contra Liberbank para reclamar la nulidad del proceso porque en este caso se dan «todas las cláusulas abusivas»: cláusula suelo, de vencimiento anticipado e «intereses abusivos».

Otro de los argumentos de la PAH para reclamar es la falta de legitimidad de la entidad, ya que una sociedad de activos inmobiliarios, Beyos y Ponga, se adjudicó la vivienda. «Si estos buitres son los propietarios lo que tienen que hacer es interponer ellos la demanda y no Liberbank, que no tiene legitimidad, porque ya no es el dueño», ha explicado.

La PAH denuncia que, a día de hoy, no es propiedad del banco con la que se firmó «la hipoteca de nadie» ya que las entidades ceden las deudas, no solo las de las hipotecas que se ejecutan por no pagar «sino las de todo el mundo», para poder seguir endeudándose y dando crédito sin incumplir el límite fijado por el Banco de España.

Tras hablar con la familia, Revilla ha explicado que le han agradecido el ofrecimiento de una vivienda pero que no quieren irse a otro sitio, sino defender su casa y que se les den facilidades para ir pagando, porque ahora vuelven a tener disponibilidad económica e ingresos para poder afrontarlo.

El Gobierno ha puesto a su disposición una vivienda de 80 metros cuadrados y dos dormitorios, con un precio de alquiler tasado que no puede superar el 30 por ciento de los ingresos familiares.

 

Fotos

Vídeos