Feliz despedida a los Baños de Ola

Premiados y distinguidos de los Baños de Ola, en las escaleras de la entrada del Gran Casino con la alcaldesa Gema Igual y la concejala Miriam Díaz. :/Luis Palomeque
Premiados y distinguidos de los Baños de Ola, en las escaleras de la entrada del Gran Casino con la alcaldesa Gema Igual y la concejala Miriam Díaz. : / Luis Palomeque

Como broche final se entregaron en el Casino las insignias de plata a 25 impulsores de esta fiesta que acaba de cumplir sus bodas de plataCientos de personas disfrutaron en los Jardines de Piquío de la singular celebración santanderina

Mariana Cores
MARIANA CORESSantander

Los Baños de Ola se despidieron ayer a lo grande, con cientos de personas disfrutando de las actividades lúdicas, las casetas, mezclándose con los voluntarios vestidos de época y participando en el concurso de dibujo rápido. El broche final a estos días de fiesta en los Jardines de Piquío lo puso la entrega de premios a los ganadores del concurso, así como la imposición de las insignias de plata a las 25 personas y entidades que llevan 25 años apoyando y participando en la celebración de los Baños de Ola.

Las agradables temperaturas hicieron de El Sardinero uno de los puntos más concurridos de la ciudad. Durante todo el día se pudieron ver los caballetes salpicando el paisaje de los participantes en el concurso de pintura, que incluía una versión infantil, para niños entre los 6 y 12 años. También hubo un concurso de marmita en olla ferroviaria con posterior degustación al público. Los más jóvenes (hasta los 14 años) además pudieron tomar parte del concurso de pesca.

Ya por la tarde, a partir de las 19.00 horas, el Gran Casino de El Sardinero acogió la entrega de premios, que tenía destinados para el primer ganador 2.000 euros, el segundo 1.000 euros y dos accésit de 500 euros cada uno.

Y antes del cóctel servido para los invitados, se entregaron las insignias de plata como homenaje a estos 25 años de historia de los Baños de Ola.

Una de ellas la recibió el periodista Juan Carlos Flores-Gispert, considerado el cronista de esta fiesta por la divulgación de sus actividades a través de sus artículos en El Diario Montañés y de varios libros monográficos.

También se premió a Aurelio Montes (exconcejal de Turismo que impulsó la celebración), Indalecio Sobrino (que fuera presidente de la Asociación de Hostelería) y Jesús Goya (también exconcejal). Dentro del sector turístico se reconoció el trabajo de siete grupos hoteleros: Grupo Sardinero, Santemar, Don Carlos, Chiqui, Hotel Real, Palacio del Mar y Hotel Silken Río. También se agradeció la labor del Maremondo, Grupo Merino, Grupo Comar-Jesús Mazón, y Balnearios de Cantabria, además de a los representantes de las asociaciones del traje antiguo. Y no podían faltar los caseteros: el barquillero, el churrero, el cámara de fotos, los puestos de golosinas y juguetes así como a Sol Lainz, con sus pinturas, y a Ediciones Tantín, que han dado vida a Piquío durante 25 años.