La organización del concierto de David Guetta asegura que devolverá el dinero de las entradas

Las imágenes de la indignación en La Campa./Roberto Ruiz
Las imágenes de la indignación en La Campa. / Roberto Ruiz

Dice que la suspensión se confirmó a las 22.00 horas y que no informó hasta pasadas las 23.30 para que la responsabilidad fuera del músico

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

«Sí o sí, la electrónica será puntual en La Magdalena». El mensaje que los promotores de los conciertos de La Campa lanzaron a través de sus redes sociales en la tarde del sábado no pudo ser más desafortunado. En ese momento, a las 18.54 horas, informaban a las más de 10.000 personas que iban a acudir a la sesión de música electrónica de La Magdalena de que, por un retraso con el vuelo de Sylvain Armand –uno de los dj invitados–, iba a producirse un cambio en el orden de las actuaciones. Hasta ahí, todo normal. Pero es que ese no fue el único contratiempo de la jornada. Y desde luego no el más importante. El popular disc jockey francés David Guetta, cabeza de cartel de la noche y probablemente el más internacional de los nombres que estaban anunciados para la Semana Grande, dio plantón a su público de Santander. Según afirmó la unión temporal de empresas que se encargaba de la organización de esta cita, y que ha anunciado que devolverá el dinero de las entradas, también por un problema en el avión. En concreto, en su jet privado.

«Lamentamos comunicar que el concierto que David Guetta tenía previsto ofrecer esta noche se cancela. Problemas técnicos con el avión privado que tenía que traerle a Santander impiden que llegue a tiempo y no va poder estar hoy aquí tal y como estaba previsto», decía el comunicado que la promotora envió a los medios de comunicación y colgó en Twitter y Facebook.

El mismo que se escuchó en voz de una mujer por la megafonía del recinto a eso de las 00.15 horas, tres cuartos de hora después de la fecha fijada de inicio de la sesión. El artista en Moscú y sus seguidores a más de 3.000 kilómetros de distancia.

En el aeropuerto ruso grabó un vídeo en la que en dos ocasiones aseguraba que sentía «muchísimo» no haber podido acudir a Santander y afirmaba que estaba «tratando de venir lo más pronto posible» para hacer su «fiesta» en la capital cántabra. En ese momento ya se habían retirado incluso las vallas que delimitan la zona del escenario de la de los seguidores.

Así lo vivieron dos compañeros

Caras de circunstancia, gritos de «fuera, fuera» o de «manos arriba, esto es un atraco» entre los que veían la grabación proyectada en las pantallas gigantes de La Magdalena. Algún que otro objeto lanzado al escenario y muchos levantando airados sus entradas hacia el escenario para pedir la devolución del dinero de las entradas… Pero, por lo general, calma y resignación. No quedaba otra. De hecho, Delfuego Booking subrayó ayer el «buen comportamiento del público asistente». Ese primer comunicado aportaba algo más –no mucha– de información: «Os pedimos disculpas y lamentamos esta situación ajena a la organización. Estamos desde ahora mismo trabajando para que podáis disfrutar de este concierto y reubicar las fechas».

Ayer, con más calma, los organizadores daban más detalles. De los dichosos problemas técnicos, de la devolución de las entradas… Por el momento no se sabe ni cuándo, ni cómo se pagará, pero aseguran que así será. Está por ver el procedimiento, del que informarán a través de sus redes sociales. En cuanto a lo primero, los portavoces de La Campa apuntaron que no tuvieron certeza absoluta de que Guetta no se subiría al escenario de Santander hasta aproximadamente las diez de la noche. Era «técnicamente imposible». En el mejor de los casos, podría llegar a Santander a las 05.00 procedente de Moscú, donde acaba de actuar. Totalmente inviable. Había que cancelar.

Varias horas antes ya eran conscientes de que había muchas posibilidades de que el Dj no llegara a tiempo, por lo menos a «una hora digna para subir al escenario», pero prefirieron esperar y ponerse manos a la obra para tratar de impedirlo. Según su relato, llamaron a todas las puertas posibles. Enfrente tenían al representante de Guetta en España y al teléfono al manager en Francia y los responsables de la oficina de prensa de Holanda. «Se hizo todo lo posible. Por la tarde estuvimos intentando que el avión averiado u otro distinto saliera desde Moscú, incluso el Ayuntamiento se prestó a facilitarnos de alguna manera los trámites para que se pudiera abrir el aeropuerto en caso de que ya estuviera cerrado», señala Delfuego Booking. Lo normal es que este tipo de artistas estén en el recinto al menos tres horas antes para la realización de las pruebas de sonido, pero a las 19.00 horas pensaban que todavía era posible. Aunque Guetta tuviera que salir a actuar nada más bajar del avión. Pero a medida que fueron pasando las horas las probabilidades se iban acercando cada vez más a cero.

Acciones legales

Entonces, si a las 22.00 horas ya era una evidencia su ausencia, ¿por qué no se anunció hasta pasada la medianoche? La organización explica que por motivos legales, ya que el protocolo exige esperar hasta la hora de la actuación. La norma dice que a partir de ese instante, «la autoridad competente» –un notario– ya puede declarar que, efectivamente, la persona a la que se espera no está allí. Así se entiende que ha sido un incumplimiento unilateral del contrato y la empresa que había requerido sus servicios ya puede actuar en consecuencia. Hasta ahora, se limita a decir que está valorando «las posibles acciones pertinentes ante la incomparecencia del artista».

Para reclamar

Esas «acciones pertinentes» dependerán, en gran medida, de las conversaciones con el mánager de David Guetta, el mismo que se encargó de enviar el vídeo de las disculpas. Está abierta la opción, como decía el artista en la grabación, de buscar una nueva fecha para visitar Cantabria. En ese caso las personas que compraron una entrada tendrán la posibilidad de acudir a la cita como si nada hubiera pasado o solicitar la devolución íntegra del dinero. Desde Delfuego Booking confirman que se hará así, entre otras razones, porque es lo que dice la ley al respecto. En caso de que sea imposible reubicar el concierto en el calendario, la alternativa es clara. El reingreso de la entrada.

En cualquier caso, desde el Ayuntamiento de Santander prometen estar atentos a los acontecimientos. Es más, dicen que estudiarán «posibles acciones» por la suspensión del concierto. El equipo de gobierno pidió ayer explicaciones a la empresa organizadora de los conciertos de La Campa y exigirá que se garanticen los derechos de los espectadores. Además, lamentó que el público no haya podido disfrutar del espectáculo previsto y agradeció –de nuevo– «su comportamiento» tras conocerse la suspensión de la actuación, al no registrarse incidentes reseñables. El Cuerpo Nacional de Policía confirmó esta ausencia de problemas graves tras la cancelación. «Afortunadamente y extrañamente no ha habido incidentes», señala la portavoz. Los policías nacionales informaron de que la salida «se hizo ordenadamente y sin problemas».

También desde la oposición se pronunciaron. El grupo municipal de Izquierda Unida pidió a la alcaldesa que «no caiga en la tentación de pensar que se trata de un asunto privado que corresponde únicamente a una empresa» y Podemos Santander planteó que se cree una ventanilla única en el Consistorio para centralizar las reclamaciones.

Fin de fiesta «amargo»

A las cerca de 10.000 entradas que se vendieron –y agotaron 24 horas antes– de forma anticipada a partir de 49 euros (más de 90 las VIP) hay que sumar el paquete que se reservó para taquilla, algo que exige la normativa. La ventanilla funcionó con normalidad y se agotaron antes de las 19.00 horas. Entonces, todavía no se sabía de los problemas con el avión de Guetta. Ayer, en las redes sociales, continuaban los comentarios al respecto y el tablón de La Campa se llenó de mensajes de afectados:«¿Por qué la organización esperó hasta las 00.30 horas para comunicar la cancelación?», «Al inicio del evento ya había gente de seguridad privada que comentaba que no venía» o «Si devuelven el dinero al final no pasaría nada. Pero si no vais a quedar como unos raqueros» eran algunos de ellos.

David Guetta consiguió llegar a tiempo a su cita con el Tomorrowland de Bélgica

Solo 24 horas después de sembrar la desilusión en una Campa de La Magdalena abarrotada al no presentarse a su concierto de Santander, el DJ francés David Guetta hizo el domingo por la noche las delicias de miles de belgas en el Festival Tomorrowland.

La visita a Santander de Guetta tenía que ser el broche de oro de Los conciertos de La Campa en esta primera edición tras el cambio de denominación y organización. En cambio, se convirtió en todo lo contrario: «Hemos tenido un fin de fiesta muy amargo, pero la semana ha sido muy positiva. Hemos tenido artistas de diversa índole y cada día hemos intentado agradar a públicos distintos con citas para niños, pop nacional, indie internacional, un clásico como fue el concierto de Los Jackson o el de Rubén Blades».

Tras la emisión del vídeo, la organización animó a los asistentes a continuar la fiesta con Dj Wally López, cuya actuación también iba a cerrar este concierto de música electrónica. Sin embargo, López se quedó con menos de la mitad del aforo que llenaba el recinto, ya que la gente comenzó a abandonar en manadas este espacio, incluso antes de comunicarse oficialmente la cancelación del espectáculo de Guetta.

Así lo contamos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos