Nalda insiste en que se van a cubrir todas las plazas vacantes de la Policía Local

Nalda insiste en que se van a cubrir todas las plazas vacantes de la Policía Local

El concejal de Seguridad Ciudadana señala que la movilización convocada para el viernes solo está secundada por «algunos sindicatos»

DM .
DM .Santander

Será este viernes cuando la Policía Local de Santander, coincidiendo con inicio de la Semana Grande, se concentre en la plaza del Ayuntamiento. Quieren visibilizar sus quejas el día del chupinazo, durante una hora, entre las 12.00 y las 13.00 horas. Una protesta motivada por la obligación de realizar horas extras en verano, que ha puesto en pie de guerra a varios sindicatos. Tanto es así que han pedido la destitución del concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Santander, Pedro Nalda.

El propio Nalda ha salido hoy al paso de las declaraciones realizadas por los policías locales y ha manifestado que «no es cierta» la falta de personal en la Policía Local que denuncian los sindicatos APLB, CSIF, SIEP y USO.

Ha recordado que en los dos últimos años se han incorporado 38 nuevos efectivos y, aunque 50 se han acogido al decreto para la jubilación anticipada, el Consistorio ya ha ofertado o está en proceso de convocar de manera «inmediata» el 100% de esas vacantes.

También ha detallado que, de los 50 efectivos que se han acogido a la jubilación anticipada, 30 lo han hecho ya y otros 20 lo irán haciéndolo en los próximos meses, y ante ello desde el Ayuntamiento ya «hemos puesto en marcha las convocatorias y ofertas para el 100% de esas plazas vacantes».

«Lógicamente todos los procesos selectivos llevan sus tiempos y además no podíamos convocar las plazas vacantes por jubilación hasta que no finalizará el plazo para acogerse al decreto, que concluyó el 31 de enero, el mismo 1 de febrero, al día siguiente, se puso en marcha el proceso para convocar las plazas», ha manifestado el concejal de Protección Ciudadana.

Así lo ha asegurado el edil este miércoles a preguntas de la prensa, matizando que la denuncia ha sido realizada por «algunos sindicatos» (APLB, CSIF, SIEC y USO), pero que, según él ha dicho, no son «los sindicatos mayoritarios» de los empleados del Consistorio y «alguno» ni tiene representación en la mesas generales de negociación. Solo CSIF tiene representación en la Mesa General de Negociación, en la que también están UGT y CC OO; y en la Mesa de Policía Local están representados UGT, CC OO, CSIF y SIEP, pero ni APLB ni USO.

De esta reclamación se descolgaron UGT y CC OO. No porque no estuvieran de acuerdo, sino porque no comulgaban con la idea de dar un ultimátum al Ayuntamiento. El bloque sindical, que nunca ha sido monolítico, también se ha dividido porque los que están en las mesas de negociación oficiales quieren que todo pase por ellas y, en esta ocasión, centrales como USO o la APLB se han quedado fuera de estos foros de decisión.

En este sentido y aunque no figuran en la convocatoria, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras de Cantabria (CC OO) ve «un desatino» la propuesta del Ayuntamiento de Santander para dar cobertura a las especiales necesidades de efectivos de la Policía Local en los meses de verano porque, según este sindicato, «el problema de fondo» es que el cuerpo no cuenta con los efectivos que recoge la ley, es decir, «no hay personal suficiente» y «el único responsable es el Consistorio por su falta de previsión».

Jubilaciones

Sobre la reposición de plazas derivada de las jubilaciones anticipadas, Nalda ha señalado que «Lógicamente todos los procesos selectivos llevan sus tiempos y además no podíamos convocar las plazas vacantes por jubilación hasta que no finalizará el plazo para acogerse al decreto, que concluyó el 31 de enero, el mismo 1 de febrero, al día siguiente, se puso en marcha el proceso para convocar las plazas», ha manifestado el concejal de Seguridad Ciudadana.

Respecto a la concentración convocada para el viernes y en la que también estarán representados los taxistas, que reclaman mayor control sobre los VTC (los coches de alquiler con conductor), Nalda ha indicado que «estas movilizaciones no están secundadas por algunos de los sindicatos mayoritarios de los empleados del Ayuntamiento de Santander» y que son, ha dicho, con los que el Consistorio «trata» los asuntos. «Es con esos representantes donde se tratan los asuntos, no por canales externos, y alguno de esos sindicatos que promueven esta movilización no tiene esa representatividad en las mesas de negociación», ha añadido.

Una sola patrulla

Por otro lado, cuestionado por otra de las denuncias de los sindicatos policiales, que ayer aseguraron que el pasado viernes por la noche solo hubo una patrulla con dos efectivos vigilando las calles de la ciudad y esa situación se debe a la falta de personal, el edil ha dudado de que eso sea cierto.

«El que establece las decisiones operativas es el jefe de la Policía Local (Gustavo Zabala) y dudo que haya habido una noche en la que solo haya habido una patrulla, pero ya digo que las decisiones operativas de los distintos dispositivos son decisiones técnicas que corresponden a la Jefatura», ha apostillado.

En cualquier caso, preguntado por si la situación actual sumada a la ocurrido con las armas de los policías en prácticas no ha llevado al equipo de Gobierno a plantearse el cese del jefe de Policía, Nalda solo ha manifestado que «son temas que no tienen relación con la falta de personal».

Nalda ha hecho estas declaraciones tras participar junto al delegado del Gobierno de Cantabria, Eduardo Echevarría, y el jefe superior de Policía, Héctor Moreno, en la presentación del dispositivo estival de la Policía Nacional en la ciudad de Santander.

Las horas extra

«Circunstancias excepcionales» son las que el Ayuntamiento ha esgrimido como argumento para obligar a los policías locales a hacer horas extraordinarias. Una medida que incluye la reorganización de horarios, turnos y vacaciones. El objetivo de esta medida es, según señalaron, garantizar la protección ciudadana en verano, una temporada que requiere «un esfuerzo especial» por la gran afluencia de gente que llega a la ciudad y los numerosos eventos que se programan.