La reforma de la calle Isabel II comenzará en enero y durará nueve meses

Imagen de la calle Isabel II./Sane
Imagen de la calle Isabel II. / Sane

La empresa Rucecan ejecutará las obras con un coste de 844.000 euros | Los trabajos se suspenderán durante los meses de julio y agosto

DM .
DM .Santander

La calle Isabel II, una de las más céntricas de Santander, lucirá una imagen «más amable con el peatón» antes de que finalice el año. Esa es la intención del Ayuntamiento que hoy ha adjudicado, a través de la Junta de Gobierno Local, la reforma del vial. La inversión es de 844.117 euros y los trabajos tendrán una duración de nueve meses. El Consistorio espera que las máquinas comiencen a funcionar antes de que termine enero.

Rucecan será la empresa de llevar a cabo los trabajos, que se desarrollarán por fases y se suspenderán durante en julio y agosto para minimizar los trastornos a los establecimientos comerciales y a los ciudadanos. En todo momento, se mantendrán dos carriles de circulación e itinerarios peatonales en ambas aceras.

César Díaz, concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, ha recordado que el proyecto contempla la ejecución de nuevas «aceras más anchas» y la creación de «áreas verdes para generar un entorno más amable». También se instalarán nuevas luminarias, como solicitaron los comerciantes durante la redacción del proyecto. El pavimento actual de las aceras será cambiado por otro a base de losas de granito y se mejorarán las redes de servicios urbanos existentes en el subsuelo. Se soterrarán los tendidos aéreos actuales y se intervendrá en la manzana situada al final de la calle, delimitada por las calles La Paz y Francisco de Quevedo.

«El objetivo principal es generar un espacio más amable, con parterres verdes, vegetación y arbolado que lo hagan más atractivo y sirvan a la vez de transición entre las áreas destinadas al tráfico y a los peatones», ha resumido Díaz.

Infografía facilitada por el Ayuntamiento de cómo quedará la calle.
Infografía facilitada por el Ayuntamiento de cómo quedará la calle. / A. S.

Diferentes intervenciones por zonas

El proyecto de renovación urbana de Isabel II plantea diferentes intervenciones en los distintos tramos en función de las necesidades detectadas y de las mejoras de las que han sido objeto ya las calles adyacentes.

En el primer tramo, que va desde la calle Castilla hasta Calderón de la Barca, se mantendrán las alineaciones actuales, aunque se reducen a dos los carriles para facilitar la incorporación desde Antonio López y el posterior giro a la izquierda de los vehículos que se dirigen a la estación de autobuses, que en la actualidad invaden el carril central para la maniobra.

Mientras tanto, en el tramo de Calderón de la Barca a Calvo Sotelo se concentra el tráfico también en dos carriles, aumentando su anchura para facilitar la circulación. Además, a ambos lados se dispondrán zonas verdes con plantas bajas de colores variados y arbolado de mayor porte con el fin de separar del tráfico las zonas peatonales del tráfico.

Ya en la zona del Ayuntamiento, desde el cruce de Calvo Sotelo hasta la altura de la calle La Paz, se mantienen las aceras actuales, que han sido objeto de actuaciones recientes, y se renueva el asfaltado.

Y en el tramo final, hasta la confluencia con la calle Cubo, se aprovecha para ensanchar la acera que discurre junto al Mercado de la Esperanza, manteniendo el aparcamiento de carga y descarga existente en este punto.

El proyecto incluye también la intervención en la manzana delimitada por Isabel II, la calle La Paz y Francisco de Quevedo, mejorando su urbanización gracias al ensanche de las aceras y la colocación de pavimento de adoquín de granito en la calzada.