Las obras de las Naves de Gamazo se inician en junio y se prolongarán un año

Las obras de las Naves de Gamazo se inician en junio y se prolongarán un año
A. Aja

El proyecto de la Fundación Enaire, que supone convertir a Santander en sede de su Colección de arte contemporáneo, arranca el verano de 2020 con la muestra de Arroyo

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Aunque los tiempos se han ajustado y siempre cabe un margen de error, todo apunta a que el verano de 2020 en Santander comenzará con un nuevo paisaje cultural y expositivo: el de las Naves de Gamazo, sede de la colección de arte contemporáneo de la Fundación Enaire. Como ya se avanzó será Ascán la que ejecute las obras. El importe de adjudicación asciende a más de 1,3 millones y la inversión total es de 2 millones de euros. El plazo de ejecución es de doce meses. Los trabajos consistirán en la rehabilitación y reforma de las antiguas instalaciones portuarias, consideradas un elemento singular del patrimonio industrial.

La firma de la contratación se realizará en apenas una semana y las obras comenzarán dentro de un mes, con lo que se prevé que el proyecto ya esté en marcha antes del verano. Fue en febrero cuando la Fundación Enaire licitó las obras de rehabilitación y reforma con adecuación museográfica.

Enaire ya anunció que las naves se abrirán a mediados del próximo año con una exposición inaugural de Eduardo Arroyo, fallecido en octubre de 2018. Los trabajos previos de desmontaje de las cubiertas ya comenzaron hace apenas dos semanas. El contrato de cesión de uso suscrito entre la Fundación Enaire y la Autoridad Portuaria de Santander se cifró en un plazo de veinte años, prorrogable por periodos quinquenales sucesivos hasta un máximo de 50. Y la rehabilitación de las naves se enmarca dentro de la Ley de Patrimonio Histórico.

Hace un año se resolvió el concurso, pero las diferencias políticas han demorado el proyecto

Los arquitectos Eduardo Fernández-Abascal y Floren Muruzábal ganaron el concurso, hace justamente ahora un año, para la redacción del proyecto y la dirección de las obras, y el objetivo es hacer compatible la futura sede de la Fundación con la preservación de los valores inherentes a una construcción histórica. Si las fases se cumplen en el verano de 2020, Santander contará con 550 metros cuadrados más de superficie expositiva integrada en una nueva infraestructura cultural que complementa la sede, también objeto de reforma, ubicada en Ministerios en Madrid. La Colección de Enaire la integran casi 1.200 creaciones de los artistas españoles más representativos de la segunda mitad del siglo XX, como Barceló, Tàpies, Chillida, Broto, Genovés, Arroyo, Úrculo, y fotógrafos como García-Alix, Daniel Canogar y Chema Madoz.

EN DATOS

Gamazo
En el verano de 2020 Santander contará con 550 metros cuadrados más de superficie expositiva.
Obras
Ascán abordará los trabajos por importe de 1.331.467 euros, con un plazo de ejecución de doce meses y una inversión de dos millones de euros.
Cita inaugural
'El buque fantasma' del pintor Eduardo Arroyo.

El proyecto ha sufrido una demora acusada por las desavenencias políticas y el choque entre administraciones. De hecho, se contaba con el dinero, un coste de más de 1,8 millones de euros, desde el principio, más los acuerdos y convenios iniciales rubricados, que tienen su punto de partida en 2017 tras la gestión del anterior ministro y exalcalde, Íñigo de la Serna.

Parón

Precisamente en junio, con las obras en marcha, se cumplirá un año del inicio de la crisis cuando Fomento se cuestionó el proyecto y se desvelaba la retirada de su estand en Artesantander (destinado a dar a conocer los detalles de la rehabilitación y la divulgación de la colección), más otra polémica sobre quién afrontaría el coste del mantenimiento y gestión futura del espacio, lo que conllevó el correspondiente retraso. La alcaldesa de Santander, Gema Igual, siempre ha advertido de la «incertidumbre» de saber cómo se va a gestionar el futuro espacio. El portavoz socialista, Pedro Casares, le pedía a la alcaldesa «altura de miras y sentido de la responsabilidad». Fomento, que cuenta con apoyo del Gobierno regional, se ha comprometido a afrontar la gestión del centro.

En otoño de 2017, Puerto y Enaire firmaron la cesión

El proyecto supone rehabilitar dos Naves, una construida al inicio del siglo XX, en 1908, y la otra en 1950, que suman un nuevo paso en la transformación de Gamazo. Aunque de una manera tímida, el proyecto plantea la conversión futura del entorno. Dos salas expositivas dentro de una superficie de mil metros cuadrados, que prevé espacios para talleres y almacén en una zona que ha conocido en los últimos años una regeneración de lo portuario en espacio ciudadano. El Proyecto Básico estaba ya listo a principios de junio de 2018 y el de Ejecución definitivo en septiembre.

La propuesta representa restaurar los elementos más significativos de las Naves, es decir, sus muros y cerchas, además de valorar sus espacios e introducir pequeñas intervenciones, que resuelven temas funcionales y hacen entrever la modernidad de la intervención. Dadas las dimensiones del edificio, las Naves serán convertidas básicamente en dos o espacios expositivos de diferente formato. La rehabilitación de las Naves debe completarse, según el planteamiento de los arquitectos, al menos con la urbanización de la plaza delantera. Y, apuntan, «sería deseable que este tratamiento afectase a un entorno más amplio». A su juicio, esculturas de la Colección Enaire podrían localizarse en la plaza y en el entorno próximo.