Senor será la encargada de ejecutar la nueva imagen de la plaza de la Catedral

A la derecha simulación de cómo quedará, y a la izquierda su estado actual /DM
A la derecha simulación de cómo quedará, y a la izquierda su estado actual / DM

El Obispado y el Ayuntamiento diseñarán un plan para minimizar las afecciones en los accesos al templo durante los 9 meses que durarán las obras

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Durante los próximos nueve meses, las obras en la plaza de la Catedral se sumarán a las que ya han comenzado en la calle Los Azogues, para recuperar la imagen original del edificio. La encargada de estos nuevos trabajos será la empresa Senor que se ha llevado la licitación de esta parte del proyecto con un precio de 851.335 euros. Para minimizar al máximo las posible afecciones en los accesos al templo o a la actividad diocesana, el Ayuntamiento de Santander y el Obispado diseñarán de forma conjunta un plan.

Así lo ha dado a conocer este domingo el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha informado de la propuesta de la Mesa de Contratación para la adjudicación de las obras.

El proyecto, explica el Ayuntamiento, permitirá convertir esta plaza en un lugar abierto al uso público que sirva como vestíbulo de bienvenida para los ciudadanos que acudan a la Catedral.

Incluirá, además, la recuperación de distintos elementos del conjunto patrimonial de la Catedral ligados a la historia de la ciudad, entre ellas, la talla de la Virgen Gótica del siglo XIV que ocupaba antiguamente una hornacina en la fachada oeste de la Catedral y que, tras ser restaurada por el Ayuntamiento, se puede contemplar ahora en el museo de la torre de la Catedral.

También se recuperarán las cadenas que tradicionalmente separaban el perímetro de las catedrales góticas y que, en el caso de Santander, guardan una especial relación con su historia, puesto que figuran en su escudo en recuerdo de las que fueron rotas para la conquista de Sevilla por las naves comandadas por el almirante Bonifaz.

Las cadenas se colocarán sostenidas por bolardos de piedra caliza cilíndricos, que se dispondrán en el límite de la plaza frente a la calzada general de acceso a la plaza.

En la nueva configuración de la plaza se prevé una fuente central de piedra caliza blanca, con planta octogonal, con una columna circular en el centro y cuatro caños de bronce sobre los que se dispondrá el crucero actualmente existente en la plaza, que será restaurado.

Asimismo, se incorporará una nueva escalinata de acceso a la Catedral, pegada a la fachada norte de la torre, que conectará con la escalera general de acceso, en el trazado de la vieja calle del Puente.

En la esquina entre ambas escaleras, en el jardincillo existente, se propone reubicar la estatua del obispo Eguino y Trecu.

En cuanto al arbolado y el mobiliario, en el muro que circunda la plaza, se dispondrá un banco