Termina la primera fase de las obras de la calle Isabel II

Aspecto actual de la calle Isabel II entre la calle Castilla y Calderón de la Barca./
Aspecto actual de la calle Isabel II entre la calle Castilla y Calderón de la Barca.

Se ha ensanchando la acera y han reducido a dos los carriles de circulación para facilitar la incorporación desde Antonio López

DM .
DM .Santander

Las obras de renovación urbana de la calle Isabel II de Santander afrontan una nueva fase tras finalizar los trabajos que se han venido ejecutando en las últimas semanas en el primer tramo de este vial, entre Castilla y Calderón de la Barca.

De esta manera, avanzan «a buen ritmo» unos trabajos en los que el Ayuntamiento invierte cerca de 850.000 euros para dotar a esta vía de aceras más anchas, con áreas verdes y una imagen acorde con otros viales del entorno.

En el primer tramo de la calle, donde ya han terminado las obras, se ha ensanchando la acera y han reducido a dos los carriles de circulación para facilitar la incorporación desde Antonio López y el posterior giro a la izquierda de los vehículos que se dirigen a la estación de autobuses, que hasta ahora invadían el carril central para la maniobra.

Además, se ha plantado una hilera de nuevo arbolado, en sintonía con la intervención prevista en el resto del vial, ha indicado el Consistorio en un comunicado.

Concluidas las labores en esta zona, los trabajos se han desplazado ahora hacia el tramo comprendido entre las calles Calderón de la Barca y Cádiz, donde se actuará a lo largo de las próximas semanas.

El objetivo principal de este proyecto es generar un espacio «más amable», con parterres verdes, vegetación y arbolado que lo hagan «más atractivo» y sirvan a la vez de transición entre las áreas destinadas al tráfico y a los peatones.

También se prevé la instalación de nuevas luminarias para mejorar el alumbrado público, tal y como solicitaron los comerciantes durante la redacción del proyecto.

Además, se está cambiando el pavimento actual de las aceras por otro a base de losas de granito, se mejoran las redes de servicios urbanos existentes bajo la calle y se aprovecha para soterrar los tendidos aéreos actuales.