El tramo final de la avenida de Los Castros estrenará imagen y rotonda a finales de año

El tramo final de la avenida de Los Castros estrenará imagen y rotonda a finales de año
Javier Cotera

Comienzan las obras entre Los Delfines y Piquío que eliminarán los problemas de accesibilidad por las escaleras en las aceras

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El tramo final de la avenida de Los Castros, el que va de la rotonda de los delfines hasta Piquío estrenará su nueva imagen a finales de año. Aceras nuevas, más accesibles, ya que se eliminan los tramos de escaleras actuales, y una nueva rotonda, en la intersección con la avenida de Pontejos. Está rotonda será la número 10 en este vial santanderino que tiene un total de 4,5 kilómetros y una media de una glorieta cada 450 metros.

Las obras de accesibilidad, como las denomina el Ayuntamiento de Santander, comenzaron hace una semana y con una inversión de 1.070.000 euros se desarrollarán durante seis meses. También incluyen la renovación del carril bici. Los trabajos los ejecuta la empresa Arruti-Sercon que también renovará el asfaltado de la calle.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha visitado este martes los trabajos acompañada del concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda en funciones, César Díaz. El proyecto plantea la ejecución de una nueva acera, a nivel de la calzada, para que las personas con problemas de movilidad no tengan que utilizar el trazado actual y puedan evitar los tramos de escaleras. La nueva acera seguirá el modelo de las existentes, utilizando el mismo tipo de adoquín (Florentino), y los bordillos serán de granito. También se repondrán aquellos peldaños de granito de las escaleras existentes que se encuentren en mal estado y se colocarán baldosas de botones para facilitar los desplazamientos a las personas con problemas visuales. También se colocarán barandillas de acero inoxidable, tanto en las escaleras existentes como en las dos rampas que se van a ejecutar en este proyecto.

Javier Cotera

Los trabajos se aprovecharán para intervenir en la acera norte y modificar el carril bici que discurre por ella. En la actualidad el espacio destinado a los ciclistas está sólo señalizado con pintura, y con esta actuación se sustituirá por un firme diferente, coloreado en rojo, similar al utilizado en otros carriles bici de la ciudad.

El proyecto incluye la reposición de una tubería de abastecimiento, la colocación de nuevos sumideros en la red de saneamiento y la instalación de seis hidrantes a propuesta del servicio de Bomberos.

En la visita, Igual ha señalado que las obras se van a ejecutar por fases para que «las molestias a los vecinos sean las mínimas». Asimismo, ha hecho hincapié en que no se va eliminar ninguna plaza de aparcamiento porque la anchura de cada vial de la calzada es superior a los que dice la ordenanza, y solo habrá que ajustar los carriles para que quepa la doble acera prevista.