Colin O'Brady, el primer hombre que cruza la Antártida en solitario

Una de las publicaciones de O'Brady en Instagram./
Una de las publicaciones de O'Brady en Instagram.

La travesía ha durado 54 días y 1.500 kilómetros | El joven de 33 años inició la travesía el pasado 3 de noviembre en el Campamento Glaciar Unión

COLPISA / AFPPortland (EE UU)

Casi 1.600 kilómetros en 54 días, solo y sin asistencia: un estadounidense que atravesó la Antártida de norte a sur a pie en solitario se ha convirtido este jueves en la primera persona en realizar tal hazaña.

«Logré mi objetivo: convertirme en la primera persona en la historia en cruzar el continente antártico de costa a costa, solo, sin ayuda», escribió Colin O'Brady, un extriatleta profesional de 33 años, en su cuenta de Instagram.

Para sumar épica a esta proeza, O'Brady cubrió los últimos 125 kilómetros en 32 horas tras decidir hacer la última etapa de un tirón. «Mientras hervía agua para prepararme el desayuno, una pregunta aparentemente imposible surgió en mi mente», ha escrito O'Brady en la red social. «Me pregunté: ¿Será posible hacer el camino que me queda hasta la meta de una tirada?» «Para cuando me estaba atando las botas, el plan imposible se había convertido en un objetivo consolidado», ha escrito.

Su posición, definida por un GPS, era indicada cada día en su sitio web colinobrady.com.

Competía con un exmilitar

O'Brady salió junto al británico Louis Rudd, un exmilitar de 49 años, el 3 de noviembre del glaciar Union, en la Antártida, para ver quién lograba ser el primero en completar la hazaña de cruzar a pie solo y sin asistencia el continente helado. Caminaron por separado.

Tras pasar por el Polo Sur el 12 de diciembre, O'Brady terminó su viaje el miércoles en la barrera de hielo de Ross, al borde del Océano Pacífico. Rudd le sigue a uno o dos días de distancia.

«A pesar de que las últimas 32 horas han sido algunas de las horas más exigentes de mi vida, con toda honestidad han sido de los mejores momentos que he tenido», ha escrito el estadounidense. «He estado atrapado todo el tiempo en un profundo estado de flujo, enfocado en la meta final, mientras permitía a mi mente contar las profundas lecciones de este viaje. Estoy delirando mientras escribo esto porque aún no he dormido», ha añadido.

Ver esta publicación en Instagram

Day 54: FINISH LINE!!! I did it! The Impossible First ✅. 32 hours and 30 minutes after leaving my last camp early Christmas morning, I covered the remaining ~80 miles in one continuous “Antarctica Ultramarathon” push to the finish line. The wooden post in the background of this picture marks the edge of the Ross Ice Shelf, where Antarctica’s land mass ends and the sea ice begins. As I pulled my sled over this invisible line, I accomplished my goal: to become the first person in history to traverse the continent of Antarctica coast to coast solo, unsupported and unaided. While the last 32 hours were some of the most challenging hours of my life, they have quite honestly been some of the best moments I have ever experienced. I was locked in a deep flow state the entire time, equally focused on the end goal, while allowing my mind to recount the profound lessons of this journey. I’m delirious writing this as I haven’t slept yet. There is so much to process and integrate and there will be many more posts to acknowledge the incredible group of people who supported this project. But for now, I want to simply recognize my #1 who I, of course, called immediately upon finishing. I burst into tears making this call. I was never alone out there. @jennabesaw you walked every step with me and guided me with your courage and strength. WE DID IT!! We turned our dream into reality and proved that The Impossible First is indeed possible. “It always seems impossible until it’s done.” - Nelson Mandela. #TheImpossibleFirst #BePossible

Una publicación compartida de Colin O'Brady (@colinobrady) el

Con un cuarto de la superficie de su cuerpo gravemente quemado por un accidente en Tailandia en 2008, los médicos le dijeron que nunca podría volver a caminar normalmente, según la biografía de su sitio.

El diario The New York Times describió el esfuerzo de O'Brady como uno de los «hechos más notables de la historia polar», a la altura de la «carrera por conquistar el Polo Sur» entre el noruego Roald Amundsen y el inglés Robert Falcon Scott en 1911.

Otros lo han intentado antes

O'Brady, nacido en Portland, Oregón (noroeste de Estados Unidos), estudió economía en la prestigiosa Universidad de Yale, donde formó parte del equipo de natación, según su sitio web.

En 1996-97, un explorador noruego llamado Borge Ousland atravesó por primera vez la Antártida en soledad, pero recibió ayuda de terceros con cometas a lo largo de su travesía.

En 2016 un oficial del ejército inglés, el teniente coronel Henry Worsley, había intentado realizar la misma proeza, pero murió cuando buscaba terminar sin asistencia la travesía.

Este no es el primer récord de O'Brady. En 2016, escaló a las cumbres más altas de los siete continentes, incluido el Everest, en 132 días, lo que lo convirtió en el «escalador más rápido de las siete cumbres».

Bien equipado y un duro entrenamiento

O'Brady tan solo paró medio día -el 29 de noviembre- por problemas con sus esquís. En su equipaje, llevaba un saco de dormir para 40 grados bajo cero, paneles solares portátiles, esquís de fondo, teléfonos satelitales y módems, y un localizador GPS programado con puntos de paso.

Antes de la travesía, el joven se sometió a un entrenamiento de pesas, con el que ganó seis kilos, y de resistencia al frío, sumergiendo manos y pies en cubos de agua helada.