El calor y la contaminación aumentan el riesgo de un menor peso al nacer

El calor y la contaminación aumentan el riesgo de un menor peso al nacer

Vivir a menos de 200 metros de una autovía puede ocasionar que los recién nacidos tengan bajo peso

REDACCIÓNBARCELONA

Un estudio publicado en la revista Epidemiology asegura que existe un mayor riesgo de nacer con bajo peso asociado con una mayor proximidad de las viviendas de las mujeres embarazas a las autovías debido, sobre todo, a la contaminación del aire y la exposición al calor.

Hasta ahora no había un estudio que confirmara lo que han apoyado con datos científicos los que los investigadores de Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental, centro de investigación ISGlobal, liderados por Payam Dadvand y Mak Niuewenhuijsen.

Centrados en los efectos de tampón de los árboles que circundan las carreteras, como mediadores de la contaminación del aire (diversas partículas en suspensión, dióxido de nitrógeno y óxidos de nitrógeno) entre las embarazadas y su proximidad residencial con carreteras principales, que puede ocasionar que los bebés tengan bajo peso al nacer.

Hallazgos del estudio

La principal conclusión de nuestro estudio es que vivir a menos de 200 metros de las autovías se asocia con un aumento del 46% en términos de riesgo de bajo peso al nacer, explica el investigador Dadvand. También se observó que un incremento en la exposición al calor aumentaba ese riesgo, mientras que las partículas contaminantes en suspensión lo hacía un 24-26%.

La conjunción de dos factores, como son el calor y la contaminación atmosférica, podría explicar aproximadamente el 33% del bajo peso al nacer. Sin embargo, como reconocen los autores, sus observaciones sobre la atenuación de esta asociación, realizada por los árboles que sirven de muro de separación entre las embarazadas y las carreteras, no fueron concluyentes.