Dos décadas de acero y éxito

Dos décadas de acero y éxito

Fundición de Aceros Especiales (FAED) es una empresa familiar fundada en 1996 con una proyección internacional de exportación de sus piezas

MARTA GUTIÉRREZsantander

STARTinnova sigue creando equipos y dando a conocer la actividad empresarial de la geografía cántabra. En este caso el programa llega al polígono de Requejada, en Polanco, para presentar a la Fundición de Aceros Especiales (FAED) como empresa mentora del Colegio Torrevelo-Peñalabra, de Mogro.

El gerente de FAED, Tomas Dasgoas y la directora Financiera, Olga Dasgoas, dan la bienvenida al numeroso grupo de estudiantes. Divididas en dos grupos, y equipadas con los EPI reglamentarios, se adentran en la empresa en compañía de sus tutoras. FAED se dedica a la fundición de acero moldeado por gravedad, especializándose en fundiciones de aceros al carbono y matrices, orientados al sector hidroeléctrico, hidráulico, energético y naval para los que desarrollan piezas, herramientas y moldes de inyección. La empresa, de carácter familiar, fue fundada en 1996 por un equipo humano con gran experiencia en la fabricación de acero moldeado para todo tipo de aplicaciones.

En 2005 surge la creación de Metcoex, junto a otras compañías cántabras del mismo sector industrial, para unir sus esfuerzos a nivel exportador y ofrecer sus productos de fundición, mecanizado, calderería o soldadura en países como Gran Bretaña, Francia o Alemania, así como en otros mercados extranjeros, no sólo europeos.

La adversidad se supera

La carrera imparable de esta empresa, sin embargo, sufrió un revés en 2006, al incendiarse la nave que tenían en Argomilla de Cayón. "En la vida pueden pasar cosas y casos de todo tipo. Fue un golpe, pero a la vista está que nos supimos reponer. De los malos momentos se sale fortalecido" explica el gerente. Este incidente motivó el traslado de la empresa al polígono de Requejada donde se ubican en la actualidad.

La cronología continúa en 2015 con la creación de "Santander Global Metal", un colectivo que cuenta con más de 72.000 metros cuadrados de superficie productiva, distribuidos en diez centros de producción especializados. En total suma más de 800 profesionales especializados en el sector metal-mecánico así como una amplia experiencia, que garantizan el máximo nivel de exigencia y calidad en los servicios que ofrecen.

Las estudiantes escuchan la presentación teórica que posteriormente conocerán con la visita a las zonas de trabajo. Tomás Dasgoas les describe la línea de aceros al carbono, aceros de baja aleación, aceros inoxidables martensiticos y austeniticos, dúplex y súper dúplex, acereros refractarios, aleaciones de acero especiales y altamente aleados, acero moldeado y moldeo de arena.

Los principales sectores en los que trabajan son: hidráulico (Palas Kaplan, Palas Francis, Coronas y Bandas Francis, Hubs, Turbinas Pelton, Guide Vanes); naval (Bolsters, Cadenas, Ejes, Hélices); maquinaría (Levers, Tambores, Engranajes, Ruedas); siderurgia (Partes de Hornos, Aceros Refractarios); troquelería y válvulas. Son sólo algunos ejemplos de su actividad.

Esta sería su presentación técnica. Una más coloquial y gráfica se puede traducir en que su trabajo también se puede encontrar en la carretera de la mano de grandes firmas automovilísticas desde Volvo, Audi, BMW o Maserati, hasta Seat o Fiat, entre otras, que llevan el sello de la casa en el acero de sus carrocerías.

Tomás Dasgoas insiste a las jóvenes emprendedoras la importancia de darse a conocer "lo que no se conoce no se vende, en una empresa es muy importante la imagen que se proyecta". De igual manera subraya que "nos movemos en un terreno políglota con el inglés, alemán y ruso a la cabeza", poniendo el acento en la tramitación de documentación, ya que cada cliente, dependiendo del país y la legislación, requiere unos trámites u otros. Y es que FAED fabrica sus aceros en base a las diferentes normas internacionales (UNE; DIN, ASTM, BS, Afnor, EN etc).

Destaca la responsabilidad de las piezas que elaboran y los destinos donde acaban, como por ejemplo siendo las hélices de un barco que tiene que atravesar el mar de hielo en el Ártico, en una travesía y misión que no admite errores, o formando parte de grandes cruceros. La calidad de sus trabajos les avalan y es presentada en aquellas ferias internacionales a las que asisten.

Las estudiantes recorren las instalaciones que incluyen distintas zonas de trabajo, entre ellas un laboratorio para controlar la densidad, dureza y resistencia de los materiales. En la visita, en la que observan moldes y creaciones de piezas de todo tipo, se cruzan con el personal de trabajo. Todos tienen una característica común: una edad joven que se alterna con la experiencia veterana. Conocer el trabajo de su empresa mentora las ha sorprendido y a la vez motivado para dar lo mejor de si mismas en STARTinnova.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos