Samsung saca pecho con los nuevos S8 y S8+

El nuevo S8 de Samsung./
El nuevo S8 de Samsung.

La compañía surcoreana presenta un 'smartphone' que destaca por su gran pantalla y la desaparición de los botones con el buscan volver a posicionarse en lo más alto del mercado

EDURNE MARTÍNEZMadrid

Había que sacar toda la artillería, y lo han hecho. Samsung ha presentado este miércoles en un evento simultáneo en Nueva York y Londres su nuevo buque insignia, el esperado Galaxy S8, con el que resurgir de las cenizas -si es que alguna vez lo estuvieron- tras la inoportuna crisis motivada por la explosión de algunas de las baterías del modelo Note 7.

Después de semanas de rumores, teaser e imágenes filtradas sin confirmar, por fin se conoce la forma y las características de su nuevo terminal que, tal y como se esperaba, da un paso más allá en la tecnología móvil de gama alta. El S8 es un smartphone de 5,8 pulgadas (aunque también han presentado la versión S8+ de 6,2) en el que apuestan por una pantalla inmersiva que cambia la proporción actual de 16:9 por una casi cinematográfica de 18.5:9.

Destaca, por tanto, por su gran pantalla que ni siquiera se ve entorpecida por el habitual botón Home, sino que en esta ocasión la compañía surcoreana apuesta por la integración del hardware y el software con un botón virtual en lugar de uno físico. Así, la pantalla crece hacia abajo, además de hacia los laterales con su forma redondeada propia de la versión Edge. Además, se puede dividir en partes y, por ejemplo, chatear o revisar el correo electrónico mientras el usuario ve un vídeo en YouTube. Hay pantalla de sobra para todo, aseguran desde Samsung.

Respecto a la fotografía, apuestan por una sola cámara trasera -a diferencia de las últimas propuestas de Huawei, LG o incluso Apple- de 12 megapíxeles con f1.7. La frontal es de 8 megapíxeles f1.7 con smart autofocus. Hemos conseguido superarnos. Este es el móvil que mejores fotos hace hasta ahora, afirman. Destaca por su sencilla usabilidad, ya que pueden realizarse todas las acciones con una sola mano, desde aumentar el zoom hasta poner filtros.

A nivel de software, el dispositivo trae incorporado el procesador 10nm, 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna. Además, es resistente al polvo y al agua e incorpora la autentificación de iris para desbloquear el móvil, así como el sensor de huella trasero. En cuanto a autonomía, el S8 incorpora una batería de 3.000mAh y el S8+ de 3.500 mAh, además de sistema de carga rápida.

El S8 se comenzará a vender en España a partir del 28 de abril a un precio recomendado de 809 euros. Su hermano mayor, el S8+ tendrá un precio de 909 euros. Ambos modelos se podrán adquirir en negro, gris y plateado.

Bixby, el asistente de voz propio

Como complemento, Samsung ha mostrado su propio asistente de voz del que tanto se había oído hablar. Se trata de Bixby, un sistema que aprende del comportamiento y uso del usuario y le hace recomendaciones. Se diferencia de otros asistentes de voz, según han comentado desde la firma, porque lleva incorporado una interfaz inteligente que interactúa con el usuario. Al principio hablábamos con las máquinas con el teclado, pero con el tiempo van aprendiendo otros lenguajes y ya podemos hablarles con lenguaje natural, ha explicado el responsable de la división.

Otra de las novedades importantes es el Samsung Dex, un dispositivo donde colocar el S8 para que funcione a modo de ordenador de sobremesa. El terminal se sujeta en la plataforma y en la pantalla se observa la pantalla principal a modo de escritorio, con todas las aplicaciones disponibles y una fluidez propia de un ordenador.

Asimismo, Samsung ha querido destacar su creciente inversión en realidad virtual (VR) y ha presentado los nuevos dispositivos VR, entre los que destaca la cámara Gear 360, fácil de usar y que permite la grabación de vídeo en directo en 360º y calidad 4K.