Más de 6.000 niños se forman en el Aula de Medio Ambiente de Torrelavega

Un grupo de escolares participa en la última actividad, desarrollada en el Serca. /Luis Palomeque
Un grupo de escolares participa en la última actividad, desarrollada en el Serca. / Luis Palomeque

Centros educativos de Torrelavega y Reocín participaron en las 210 actividades programadas durante el curso

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

El centro especial de empleo Serca acogió la última actividad de la vigésimo segunda edición del Aula Itinerante de Educación Ambiental del Ayuntamiento de Torrelavega. En total, fueron 210 las iniciativas realizadas desde octubre, en las que participaron 6.100 estudiantes de 25 centros educativos de Torrelavega y Reocín.

El alcalde en funciones, José Manuel Cruz Viadero, recordó en la clausura el principal objetivo que se persigue: «Los niños y los mayores tenemos que estar concienciados en el respeto al Medio Ambiente, en la lucha contra la contaminación y en la lucha contra el cambio climático, y actividades como esta hacen que los niños se conciencien y que a su vez conciencien a sus padres y a su entorno». El concejal de Medio Ambiente en funciones, José Luis Urraca Casal, hizo hincapié en que «para cambiar la forma en que nos comportamos con el planeta, hay que empezar por la base y en eso consiste el Aula».

Urraca Casal se ha referido también a cómo estos últimos cinco años esta iniciativa municipal «se ha renovado, manteniendo aquellos programas que son de interés». En 2014 se introdujo la visita a La Viesca, para conocer cómo la acción humana, ligada a una actividad económica como es la minería, puede modificar los espacios naturales, y cómo después estos espacios pueden regenerarse. Otra actividad incluida en el programa es la visita al Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) y su entorno, para descubrir sus recursos, junto con el conocimiento de la vegetación y la fauna de las riberas del Saja Besaya. Lo mismo ha ocurrido con las visitas al parque Manuel Barquín, para conocer sus especies vegetales, las diferentes dotaciones y posibilidades que ofrece esta zona verde, así el rol que desempeña dentro de la ciudad. También se han incorporado las vivistas a la red de huertos urbanos.

El concejal de Medio Ambiente ha indicado que la energía, la gestión de los residuos, la recogida selectiva o la contaminación y el uso responsable de los recursos naturales, han sido los temas preferentes en la edición que acaba de terminar. Cada actividad ha estado programada para un nivel educativo, desde 1º de Primaria hasta 4º de Secundaria, incluyendo Bachillerato y estudiantes de Garantía Social, Centro Ocupacional y Educación Especial, con el apoyo del Gobierno regional.