Torrelavega quiere implantar la OLA de forma gradual y que sea gratis la primera hora

Cruce de Cuatro Caminos, una de las zonas más céntricas de Torrelavega, en la que aparcar se convierte en una misión casi imposible. /Luis Palomeque
Cruce de Cuatro Caminos, una de las zonas más céntricas de Torrelavega, en la que aparcar se convierte en una misión casi imposible. / Luis Palomeque

El equipo de gobierno y Torrelavega Sí pactaron en agosto regular las plazas de aparcamiento en superficie

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Muchos se quejan de la falta de aparcamiento en Torrelavega, pero casi todos rechazan pagar por estacionar su vehículo. Quizá por eso se ha convertido en una de las pocas ciudades españolas que no tiene una ordenanza limitadora del aparcamiento (OLA). No hay legislatura en la que se hable de ello, pero esta vez parece que va en serio. Es uno de los acuerdos firmados en agosto por el equipo de gobierno (PSOE-PRC) y un grupo de la oposición (Torrelavega Sí) para aprobar el Presupuesto de este año.

El texto del compromiso es claro: «Ordenar los aparcamientos en superficie a través de un estudio que permita la implantación gradual de un sistema que garantice la rotación necesaria para posibilitar a los visitantes un aparcamiento cercano a su destino, ya sea comercial, administrativo o lúdico». El pacto incluye la creación en octubre o noviembre de este año de una comisión técnica que elija una de las alternativas que se plantean.

Conclusionesdel informe

Plazas.
El informe técnico encargado por el Ayuntamiento de Torrelavega señala que el número de plazas de estacionamiento en el centro, tanto libres como de pago o privadas, es mucho menor que el de vehículos censados (en torno a 800 plazas menos) y el de vehículos foráneos (unos 2.000 diarios), que llegan en parte a primera hora de la mañana.
Rotación.
En la zona centro, la del estudio, el ratio de ocupación es casi del 100%, ya que ninguna plaza permanece libre durante más de 20 minutos, lo que pone de manifiesto la alta demanda de estacionamiento. El ratio de rotación tiene unos niveles muy bajos (en torno a 3/4 vehículos-plaza al día), porque gran parte de las plazas son ocupadas por residentes y usuarios que no mueven su vehículo durante todo el día.
Mayor demanda.
Las zonas con mayor demanda de aparcamiento, y por tanto con mayor tasa de ocupación y mayor problemática de estacionamiento, son las ocupadas por los principales puntos atractivos comerciales, administrativos y de ocio.
Propuesta.
Regular el estacionamiento ubicado en las calles más afectadas en horario de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas, suponiendo únicamente un 30% del estacionamiento libre que hay en el área de estudio (30,5% por la mañana y 32,5% por la tarde, debido a la carga y descarga matutinas).

El primer teniente de alcalde, Javier López Estrada, recuerda que fue uno de los compromisos electorales de su partido, el PRC, porque entienden que hay que aumentar la rotación de los vehículos estacionados en las calles más céntricas de la ciudad, pero con dos condiciones: «La implantación debe ser gradual y gratuita hasta la primera o segunda hora de estacionamiento».

Las pocas plazas libres en el centro se ocupan a primera hora de la mañana

López Estrada dice que están trabajando en diseñar un sistema «moderno y novedoso» que permita alcanzar esos objetivos, y duda entre empezar a aplicar la OLA en las zonas de carga y descarga y algunas plazas de uso libre o hacerlo en alguno de los aparcamientos gratuitos, como el de Novalina. «Lo que está claro -explica- es que no buscamos otra fuente de financiación municipal, sino solucionar el problema que genera la falta de rotación de los vehículos estacionados en el centro de Torrelavega». Preguntado por cuándo será una realidad la OLA, el edil regionalista estima que no será antes de las próximas elecciones municipales, previstas para mayo.

«Grave carencia»

En Torrelavega Sí hay menos dudas. Su portavoz, Blanca Rosa Gómez Morante, dice que en la capital del Besaya hay una «grave carencia» de estacionamientos en superficie y que, peor aún, es la idea que tienen asumida los habitantes de la comarca: «En Torrelavega no hay quien aparque». «Si esta es la imagen general que tienen de nosotros quienes han de ser nuestros visitantes y clientes naturales más frecuentes -señala-, es decir, la de una ciudad en la que el disfrutar de su atractivo ocio o beneficiarse de su reputado comercio no es cómodo por el difícil acceso en el vehículo familiar, las campañas de promoción y animación de calle tendrán una repercusión muy por debajo de lo que debería de esperarse».

Según Gómez Morante, potenciar la condición de capital comarcal de Torrelavega no sólo pasa, por tanto, por hacer de la ciudad un centro administrativo, sanitario, judicial o educativo, un enclave atractivo y dinámico, sino también «un espacio accesible y cómodo». «Insistir en el transporte público y la comarcalización de rutas y líneas, creación de aparcamientos en suelo público y proporcionar estacionamientos rotativos en superficie, son necesidades tan imperiosas para el futuro de la ciudad como lo pueda ser el suelo industrial, pues no podemos olvidar que nuestro comercio, hostelería y servicios siguen siendo un referente destacado de Torrelavega», concluye.

La asociación empresarial Apemecac también apuesta por la OLA. Su presidente, Miguel Rincón, señala que, después de la experiencia en otros municipios, queda claro que es una buena fórmula para que el centro de la ciudad no se convierta en «el aparcamiento gratuito para algunas personas». «La movilidad y el servicio que genera la OLA -añade- es fundamental para rotar los vehículos y que la gente pueda acceder al centro de la ciudad a consumir o hacer gestiones. Está comprobado que las pocas plazas libres se ocupan a primera hora de la mañana y no quedan libres de nuevo hasta la hora de comer o salida del trabajo. Torrelavega es de las pocas ciudades en España donde ocurre esto». Rincón recuerda que esta es una de las reclamaciones más antiguas de Apemecac y que los residentes en las calles afectadas «podrían tener su tarjeta para aparcar».

Al igual que en otros intentos anteriores de implantar la OLA, ya se han alzado las primeras voces contrarias. El partido de izquierda radical y antisistema ACPT ha mostrado su oposición frontal al acuerdo alcanzado este verano por el equipo de gobierno y el grupo que lidera Gómez Morante: «Es la Torrelavega que languidece y está dispuesta a arrastrar consigo a nuestra ciudad en su caída libre».

Un estudio técnico propone reordenar el estacionamiento

El Ayuntamiento de Torrelavega encargó un estudio técnico para la implantación de la OLA en la ciudad, informe que se entregó el año pasado. Sus autores –la empresa Vectio– propusieron implantar la OLA en una veintena de calles del centro de la ciudad para conseguir una mayor rotación de las plazas de estacionamiento, incrementando así la atracción de usuarios al corazón de la capital del Besaya. Además, hicieron hincapié en que mejoraría la movilidad de la ciudad al eliminar la congestión que origina la búsqueda de aparcamiento y los vehículos parados en doble fila.

Los técnicos de Vectio llegaron a estas conclusiones tras analizar los datos aportados por el Consistorio y los recabados a través de la realización del inventario de la oferta de aparcamiento, encuestas a pie de calle sobre las preferencias de los ciudadanos, aforos de matrículas de vehículos estacionados y el estudio de la movilidad mediante equipos de filmación instalados en coches equipados con tecnología GPS. También se colocaron equipos de filmación con tecnología 'time lapse' en los dos mayores aparcamientos públicos en superficie. El informe se sacará ahora del cajón tras el pacto político de este verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos