Entran a pedradas en un bar de La Inmobiliaria y roban por error una caja con chucherías para perro

En primer plano, la enorme piedra con la que rompieron el cristal de la puerta del bar./Luis Palomeque
En primer plano, la enorme piedra con la que rompieron el cristal de la puerta del bar. / Luis Palomeque

Es el octavo robo que sufre el bar Valpas en sus 36 años. Los autores también lo intentaron en la tienda de informática de al lado

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

El bar Valpas del barrio La Inmobiliaria, en Torrelavega, sufrió anoche un nuevo robo desde que abriera sus puertas hace 36 años, y ya van ocho, aunque según el propietario «siempre les hemos pillado».

Los ladrones accedieron al interior del local tras romper con una piedra uno de los cristales de la puerta. Una vez dentro se hicieron con una caja que el dueño del bar, Salvador Calvente, guardaba tras la barra. Sin embargo, los asaltantes no pudieron disfrutar mucho del botín, salvo que tengan mascotas en casa, ya que, según explicaba esta mañana Salvador, «en esa caja guardo golosinas para el perro», y por lo que parece «los ladrones se han pensado que en el interior había dinero».

El dueño del establecimiento hostelero ubicado en el número 36 de la calle José María Pereda relata que «no les dio a tiempo a coger nada más ya que de inmediato sonó la alarma que tengo conectada al teléfono y, como vivo justo al lado, en unos minutos estaba en el bar». Salvador reconoce que este tipo de robos en bares y comercios «está a la orden del día» en el barrio y recuerda que «en los casi treinta y siete años que llevo abierto me han entrado ocho veces».

Cristal roto en la tienda de informática y detalles de la piedra y del bar. / Luis Palomeque

De hecho, los ladrones que accedieron a su bar, alrededor de la una y media de la madrugada, intentaron minutos antes entrar en la vecina tienda ABMicros Internet, a la que con la misma piedra golpearon el cristal pero sin lograr romperlo del todo. Por esta razón se decantaron por entrar en la cafetería.

En el comercio dedicado a la venta y servicio de equipos informáticos explicaron que tampoco es la primera vez que reciben la visita los ladrones, aunque «la mayoría de las veces han entrado y nos han llevado cosas estando abiertos al público». En este sentido, entienden las quejas de muchos de los comerciantes del barrio de La Inmobiliaria porque los robos y pequeños hurtos se producen «cada vez con mayor frecuencia», tanto por el día como por las noches. Por ello, vecinos y comerciantes reclaman una mayor presencia policial en las calles de La Inmobiliaria.

Ver más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos