El Gobierno protege el interceptor del Besaya con una escollera en Viveda

El Gobierno protege el interceptor del Besaya con una escollera en Viveda
DM

La obra, con un presupuesto de 256.700 euros, incluye la reparación de 300 metros de carril bici y de la línea eléctrica de media tensión de la zona

DM .
DM .Santander

La vicepresidenta regional en funciones, Eva Díaz Tezanos, ha inaugurado hoy las obras de reparación y refuerzo del sistema de protección del interceptor general de saneamiento Saja-Besaya, realizadas en Viveda, en una zona afectada por las inundaciones del pasado mes de enero.

La actuación ha supuesto una inversión de 256.700 euros, y ha consistido en la construcción de una escollera de 1.600 metros cúbicos, la reparación de 300 metros de carril bici y de la línea eléctrica de media tensión de la zona, así como la ejecución de varias explanadas para el disfrute de los vecinos de Viveda.

Al acto han asistido el teniente alcalde de Santillana del Mar en funciones, Ángel Rodríguez, y el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, informa el Gobierno en un comunicado.

Díaz Tezanos ha mostrado su satisfacción por el resultado del proyecto de reparación con el que se ha protegido toda la margen del río a través de una escollera que vuelve a dejar esta zona en perfectas condiciones y con todas las medidas de seguridad ante posibles riadas e inundaciones.

Además de la protección de los saneamientos, ha destacado los trabajos para recuperar el carril bici «que tiene mucho uso durante el año», según Díaz Tezanos, y la línea eléctrica de media tensión de Viesgo, que se vio afectada por las inundaciones del pasado mes de enero.

Tal y como ha explicado Díaz Tezanos, «como consecuencia de las inundaciones históricas que sufrimos hace tres meses y que desbordaron totalmente el río en esta zona, declaramos estas obras de emergencia en febrero y en marzo comenzaron a ejecutarse».

Tras completarse en un plazo de cuatro meses, la vicepresidenta ha elogiado el trabajo desarrollado por la empresa adjudicataria, Copsesa, y por los técnicos de la Subdirección General de Aguas del Gobierno de Cantabria.

Por su parte, Ángel Rodríguez ha agradecido a la Consejería de Medio Ambiente la celeridad y el buen hacer con los que han ejecutado unas obras de gran importancia para el municipio.

«Estas obras nos dan seguridad en un entorno especial y muy transitado, y que va a quedar bien resguardado para que los vecinos vuelvan a disfrutar del carril bici», ha subrayado.

Con el fin de proteger los márgenes del río e incentivar el uso de la zona, respetando sus valores ambientales, la Consejería de Medio Ambiente ha realizado una serie de actuaciones de reparación con carácter de urgencia consistentes en la retirada del aglomerado del carril bici dañado.

También se ha llevado a cabo la construcción de un muro de escollera y se ha vuelto a aglomerar el carril bici con su correspondiente marcado, además de revegetar las zonas afectadas y reponer el cierre de las fincas.