Servicios Sociales resuelve 64 ayudas de las 800 registradas para pagar luz y agua

El director gerente de Servicios Sociales, David Orue, recibe a una usuaria en la oficina de Baldomero Iglesias. /Luis Palomeque
El director gerente de Servicios Sociales, David Orue, recibe a una usuaria en la oficina de Baldomero Iglesias. / Luis Palomeque

El Ayuntamiento confía en incrementar el número de resoluciones pero ya con cargo al Fondo Extraordinario de Suministros Básicos de este año 2019

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Torrelavega han resuelto 64 solicitudes de ayudas de las más de 800 registradas para el pago de recibos de luz, agua y gas, con cargo al Fondo Extraordinario de Suministros Básicos (500.000 euros), y cuya convocatoria se abrió a mediados de noviembre. Desde entonces, y con más de la mitad de la plantilla de los Servicios Sociales de baja, se han resuelto 41 peticiones en 2018 (34.137 euros en ayudas), y otras 23 que se han tramitado de forma favorable pero ya con cargo al fondo de este año y que suponen 18.937 euros repartidos en ayudas en estos dos primeros meses del año.

Desde el Ayuntamiento reconocen que éste no es el ritmo de resolución de ayudas deseado, pero teniendo en cuenta las dificultades de una plantilla mermada -de los seis trabajadores, cuatro están de baja, una larga de duración por maternidad y otros tres por enfermedad- confía en que con la incorporación a partir de la próxima semana de cuatro trabajadoras las ayudas se vayan resolviendo de modo que puedan ser atendidas todas las solicitudes registradas.

CRONOLOGÍA

Marzo de 2018
Los trabajadores de los Servicios Sociales muestran su disconformidad con el «carácter asistencialista» de la convocatoria de ayudas del Fondo de Suministros Básicos y con al sistema de gestión de las mismas que se lleva a cabo desde el Consistorio.
Noviembre de 2018
El Gobierno de Cantabria pide al Ayuntamiento que agilice los trámites para poner en marcha la concesión de ayudas del Fondo Extraordinario de Suministros Básicos.
Enero de 2019
Más de la mitad de la plantilla del servicio se encuentra de baja médica.
Febrero de 2019
El Pleno aprueba autorizar, de forma «excepcional» y dado que está acreditada la concurrencia de necesidades «urgentes e inaplazables», el nombramiento interino o la contratación temporal del personal para cubrir las bajas en Servicios Sociales.

El objetivo de la Concejalía de Bienestar Social es que en estos primeros meses del año se pueda atender a estas familias, y así adjudicar en el máximo número de ayudas los cerca de 447.000 euros que restan por repartirse del Fondo de Suministros Básicos al que Gobierno regional y Ayuntamiento aportan 250.000 euros cada uno.

Revisión de los criterios

Por su parte, los partidos políticos de la oposición PP, Torrelavega Sí, ACPT y Torrelavega Puede, tras la reunión del Consejo de Acción Social, han alcanzado una serie de acuerdos a los que se ha llegado a propuesta de las diez organizaciones que solicitaron la convocatoria, como la creación de bolsas de empleo en Servicios Sociales. En este sentido, instan al equipo de gobierno (PSOE-PRC) a crear «de forma inmediata» las bolsas de empleo necesarias en este área (trabajadores, psicólogos, educadores...) que permitan disponer de personal de una manera inmediata en caso de bajas o ausencia de algún trabajador. Asimismo, reclaman al Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) que revise los criterios que se están utilizando actualmente a la hora de conceder las ayudas del Fondo de Suministros Básicos en Torrelavega, de manera que no se produzcan «incongruencias como la de denegar la ayuda de alimentos a familias que están cobrando una Renta Social Básica por considerar que es duplicar ayudas para el mismo fin».

El dato

53.000
euros se han repartido hasta ahora de los 500.000 del Fondo

También piden al equipo de gobierno que cree una mesa de trabajo para que, de forma inminente, se revise y actualice «acorde a la realidad presente» la Ordenanza de Servicios Sociales, haciendo ésta «más permeable a la población». Igualmente, instan a la Gerencia de Servicios Sociales a que traslade de manera inmediata a todos los miembros del Consejo de Acción Social un informe que refleje las ayudas que se han tramitado (denegadas y aprobadas) en las diferentes oficinas de la ciudad (Barrio Covadonga, Plaza Baldomero Iglesias y La Inmobiliaria) durante 2018 y lo que va de 2019, así como el número de intervenciones sociales que se han realizado.

Finalmente, instan a la presidenta del Consejo de Acción Social para que en el plazo no superior a un mes convoque nuevamente este organismo consultivo para analizar la evolución de la situación de los Servicios Sociales.

La oposición critica la «grave situación» en la que se encuentra el departamento de Servicios Sociales, así como que el Consejo no se convocaba desde hace más de dos años y medio cuando su periodicidad es trimestral. Además recuerdan que para la convocatoria del mismo ha sido necesario que diez organizaciones que forman parte del Consejo solicitaran de manera extraordinaria la convocatoria del mismo el 25 de enero.

Las cuatro nuevas trabajadoras se incorporan el lunes

El Ayuntamiento ha anunciado que el departamento de servicios Sociales espera recuperar la normalidad una vez que las cuatro nuevas trabajadoras, seleccionadas a través de la bolsa de empleo, se incorporen a las distintas unidades (Plaza BaldomeroIglesias, La Inmobiliaria y Barrio Covadonga). El proceso selectivo, abierto por el Consistorio para suplir las bajas del servicio, ha concluido esta semana y el objetivo es que el lunes las cuatro trabajadoras se incorporen al departamento. Las trabajadoras de los Servicios Sociales reconocen que la carga de trabajo ha aumentado, ya que la tramitación de este tipo de ayudas «conlleva mucho papeleo» y «no es la única labor que tenemos».

En la actualidad y hasta que no se incorporen las cuatro trabajadoras al servicio, de las tres unidades de Atención Social existentes, la de la zona centro (Plaza Baldomero Iglesias) se encuentra sin trabajadores sociales y la del Barrio Covadonga y la de La Inmobiliaria están al 50%, una situación que se viene arrastrando desde hace un mes.

La falta de personal supone nuevos retrasos en la tramitación de las ayudas dependientes del Fondo Extraordinario de Suministros Básicos, dotado con medio millón de euros, y cuyo plazo de solicitud de subvenciones se abrió en noviembre. La situación de emergencia en el servicio motivó que hace un mes se reunieran en Santander el alcalde, José Manuel Cruz Viadero y la concejala responsable del área, Patricia Portilla, con responsables del Instituto Cántabro de Servicios Sociales, y en cuyo encuentro desde el Gobierno regional se instó al Ayuntamiento a que tome las medidas necesarias para recuperar la normalidad en este departamento. Los Servicios Sociales se gestionan a través de tres oficinas repartidas por la ciudad y que en teoría se compone cada unidad de tres profesionales: trabajador social, educador y auxiliar administrativo.