Una treintena de edificios de Torrelavega tendrán que pasar revisión de antigüedad

Los edificios deberán contar con un informe aprobado antes de enero de 2018/
Los edificios deberán contar con un informe aprobado antes de enero de 2018

Los inmuebles, que tienen 50 años, se sitúan en su mayor parte en la zona centro y en los barrios de Tanos, Torres, Campuzano, La Inmobiliaria y Sierrapando

DM .
DM .Santander

A partir de los 50 toca estar atento a los fallos. También cuando se trata de edificios. Por eso, el Ayuntamiento de Torrelavega revisará 32 inmuebles construidos en 1969. Se encuentran, en su mayorúa, en la zona centro y en los barrios de Tanos, Torres, Campuzano, La Inmobiliaria y Sierrapando. Antes del 18 de enero de 2020 deberán contar con un informe de evaluación superado.

El censo de estos inmuebles que tienen 50 años de antigüedad ha sido publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), que ha abierto a la vez un plazo de 20 días de información pública, para que sus inquilinos presenten las oportunas alegaciones si lo estiman oportuno al requerimiento de superar ese informe de evaluación.

En conjunto, el censo publicado incluye más de 400 viviendas y unos 200 locales en los 32 edificios llamados a revisión. Los más habitados son cinco comunidades de la calle Félix Apellániz, así como otras ubicadas en Julián Urbina, Pablo Garnica y Raimundo Cicero Arteche.

También destaca por la cuantía de la edificación una comunidad de vecinos del paseo Fernández Vallejo, en Tanos, compuesta por seis viviendas y 72 locales de diversos usos.

Fuentes municipales han explicado que la totalidad de los edificios antiguos de Torrelavega de más de 80 años, correspondientes al censo de 2015, han superado el informe, y que los inmuebles de entre 65 y 80 años lo han pasado en más de un 95 %.

En 2017 comenzaron a pasar la revisión los edificios de entre 50 y 65 años y de ahora en adelante lo tendrán que pasar los que vayan cumpliendo 50 años.

Además, entre 2015, 2016 y 2017 y los primeros meses de 2018 el total de informes presentados o tramitados en el Ayuntamiento de Torrelavega superaron los 500.

El concejal de Vivienda y Urbanismo en funciones, José Otto Oyarbide, indica que superar estas revisiones «es positivo» para el mantenimiento de los edificios, porque los vecinos tienen la tranquilidad de conocer el estado de conservación de sus inmuebles, en cuanto a la cubierta, estructura, fachadas y accesibilidad.

Según sus cálculos, se espera que cerca de 1.200 edificios construidos en los años 1967, 1968, 1969 y 1970 pasen las correspondientes revisiones.

La realización del informe tiene un coste por vivienda de unos 60 u 80 euros, que están subvencionados con hasta un 50 % del importe total por el Gobierno de Cantabria, además de poder acogerse a ayudas municipales para obras de reparación de fachadas.