La carroza 'F2 Cíber', de Francis 2, gana la primera Gala Floral sin desfile por la lluvia

La carroza 'F2 Cíber', de Francis 2, gana la primera Gala Floral sin desfile por la lluvia
Luis Palomeque

La lluvia aguó la esperada gala inundando las ocho composiciones participantes, que llevaban dos días a la intemperie expuestas al público

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

La carroza 'F2 Cíber', de Francis 2, se impuso el domingo el concurso de la Gala Floral, el tradicional evento que sirve como cierra de las fiestas de la Virgen Grande y que por primera vez en la historia no celebró su desfile. La lluvia aguó la esperada gala, inundando las carrozas, que llevaban dos días a la intemperie expuestas al público en la Avenida de España. A pesar del aguacero, el concurso se celebró a la misma hora en la que estaba previsto diera comienzo el recorrido de las ocho carrozas. La entrega de premios, con la presencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se realizó en los soportales del IES Marqués de Santillana, donde a pesar de la lluvia se dio cita un gran número de público.

Además del primer premio al montaje 'F2 Cíber', de una figura con forma de robot , Francis 2 también se llevó el segundo premio con la carroza: 'Divinidades Marinas'. Este autor castreño, en esta edición, llevaba a la Gala Floral de Torrelavega un total de cuatro carrozas. Pero el tercer premio fue para su único competidor, Q.M. Amigos, también de Castro, con el montaje 'Scorpions'. Además, Nekane González Zavala, de la carroza 'Scorpions' resultó elegida reina de la gala; Paula Alonso Pérez, de la carroza 'Equilibrio', fue la dama de honor junto a Paula Fernández Bernaola, de 'F2 Cíber. El Ayuntamiento se vio obligado a suspender el desfile de carrozas de la Gala Floral, ya que debido a la intensa lluvia no se puso realizar el recorrido con garantías de seguridad para los carrocistas. El Consistorio explicó que lamenta haber tenido que suspender el desfile de la Gala Floral, pero recordó que la seguridad de los ciudadanos y las personas que participan en el recorrido «es la prioridad». «Con las previsiones de lluvia no se puede garantizar la seguridad del recorrido ni de los participantes en el desfile», señaló en una nota. Lo que no impidió la lluvia es que vecinos y visitantes pudieran contemplar las ocho carrozas participantes en la gala y que desde el sábado permanecieron expuestas en la Avenida de España, Entre los carrocistas participantes en el certamen no recordaban que ningún año haya llovido, al menos durante el desfile, y «mucho menos que se haya suspendido el desfile».

Concurso de tortillas

Por otro lado, el programa de fiestas se desarrolló con normalidad a lo largo del día a pesar de la lluvia. Como es el caso de otra de las grandes tradiciones de La Patrona, el concurso de tortillas. Con el agua como protagonista inesperado obligó a trasladar el certamen a los soportales de la plaza Baldomero Iglesias.

Alrededor de las once de la mañana todos los participantes comenzaban a elaborar las tortillas del concurso que organiza la Peña El Tolle. Cada año, el certamen se celebra con éxito y las tortillas se venden después en el mercado baratillo organizado en la misma plaza con un fin benéfico y solidario. El concurso congrega todos los años a un gran número de personas que quieren demostrar que su tortilla es la mejor. Los platos mejor valorados por el jurado reciben premios de: 300 euros, el primero; 200 para el segundo; 100, el tercero y 50 euros del cuarto al octavo clasificados. Y es que la gastronomía es una de las protagonistas en las Fiestas de la Virgen Grande, desde el concurso de arroz, que tuvo lugar el viernes en la plaza de La Llama, y el de tortillas de ayer, además de la Feria del Hojaldre. Estas actividades forman ya parte del patrimonio y la cultura de una ciudad que ha vivido diez intensos días de fiesta.

Y aunque las fiestas acaban un tanto deslucidas por la lluvia, el recinto ferial en el barrio de El Zapatón permanecerá aún hoy abierto desde las seis de la tarde en el que se conoce como el 'día del niño', con descuentos en cada una de las atracciones. Habrá que mirar al cielo y que el agua dé una tregua.