Concurrida procesión de la Virgen Grande

Un momento de la procesión de la Virgen Grande a su paso por la calle José María de Pereda. /Luis Palomeque
Un momento de la procesión de la Virgen Grande a su paso por la calle José María de Pereda. / Luis Palomeque

La misa, que presidió el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, dio paso al desfile multitudinario por las calles de la ciudad

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

La Virgen Grande procesionó este martes por la tarde-noche por las calles de Torrelavega cumpliendo una de las grandes tradiciones de las fiestas patronales. La imagen pudo ser, nuevamente, honrada por los torrelaveguenses en la víspera del día grande en el marco del templo parroquial de San José Obrero, que se quedó pequeño ante los numerosos fieles que se reunieron en torno a la Virgen.

La procesión comenzó en torno a las nueve de la noche, tras la misa que presidió el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, y en la que también participaron sacerdotes del arciprestazgo de Torrelavega. No faltaron el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y concejales de la Corporación. En torno a las nueve de la noche, la Virgen Grande fue recibida en la Plaza Baldomero Iglesias, abarrotada de público, por la Banda Municipal de Música que interpretó los acordes del Himno Nacional. Posteriormente, los picayos de las Danzas de Tanos bailaron durante unos minutos previos al inicio del recorrido que discurrió por las calles Serafín Escalante, Ruiz Tagle, José María de Pereda y Pablo Garnica.

Luis Palomeque

Al llegar a la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, la patrona de Torrelavega fue recibida, en el exterior del templo, por el párroco y feligreses. Los componentes de la Coral de Torrelavega la dedicaron una salve, antes de retomar el paseo ya de regreso a su santuario, por la calle Consolación. De nuevo en la Plaza Baldomero Iglesias, fue el Coro Ronda Garcilaso el que recibió a la Virgen, interpretando uno de sus temas más conocidos 'Canciones de Torrelavega', que está considerado el himno de la capital del Besaya. Muchos torrelaveguenses, que aguardaban a la patrona, no pudieron contener las lágrimas escuchando al solista Julián Revuelta, 'El Malvís de Tanos', entonar la estrofa: «Grande por todo y en todo». Después, la imagen fue introducida en la iglesia que este miércoles, día 15, festividad de Nuestra Señora de la Asunción, acogerá la misa solemne patronal, a partir de las 12.00 horas. La procesión es el principal acto religioso en torno a la patrona, el que congrega a los torrelaveguenses, tengan o no fe.

Porque la Virgen Grande despierta devociones entre todos los que, cada año, acuden al mismo punto de partida, o de encuentro: su santuario, para contemplar la salida de la imagen y, quien más, quien menos, rezar y pedir. Forma parte de la historia de la ciudad tributar homenaje a 'la Señora'. Torrelavega se postra ante ella y le ofrece lo mejor que tiene. Proyectos y trabajo que vienen a representar el compromiso de una población empeñada en salir adelante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos