Sidonie, el arma de diversión masiva que puso patas arriba el Soundcity

El cantante de Sidonie, Marc Ros, -en el centro- durante su actuación del viernes en la Plaza de La Llama./Luis Palomeque
El cantante de Sidonie, Marc Ros, -en el centro- durante su actuación del viernes en la Plaza de La Llama. / Luis Palomeque

La banda barcelonesa, que celebra 20 años sobre el escenario, demostró el porqué de su tirón entre el público

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Si por algo se caracterizan los conciertos de Sidonie es porque son divertidos, y además el público convierte la actuación en un karaoke multitudinario alrededor de estribillos que ya forman parte de la historia del indie nacional. Marc Ros (cantante y guitarra), Jes Senra (bajo) y Axel Pi (batería) han encontrado la fórmula del éxito y la noche del viernes demostraron en Torrelavega, en la segunda jornada del Soundcity, que están en muy buena forma a pesar de los 20 años que ya llevan sobre los escenarios.

Además de darlo todo cuidan la puesta en escena, y como la Plaza de La Llama no iba a ser una excepción, el trío se plantó frente a sus seguidores con su habitual planta de gentlemen barcelonés. Eso sí, a medida que avanzaba el concierto empezaron a sudar rock, intensidad y pasión por el espectáculo, hasta el punto que Axel Pi acabó sin camisa con su torso desnudo al aire, mientras Jesús Senra lucía una camiseta de la Gimnástica de Torrelavega en uno de los bises que los catalanes ofrecieron.

Con la plaza hasta arriba, después de la actuación de la banda local Ídolos del Extrarradio y Rural Zombies, Sidonie tenía claro cómo meterse al público en el bolsillo desde el primer segundo. En esta ocasión lo hicieron con apuestas seguras de su nuevo trabajo, y de discos muy recordados por sus seguidores. Y es que de 'El peor grupo del mundo' el público ya tiene memorizados temas como 'Siglo XX', 'Fundido a negro' o, evidentemente, 'Carreteras infinitas'.

Resumiendo, la actuación en el Soundcity estuvo cargada de mensajes que explican un recorrido de casi dos décadas. Desde canciones de declaración de amor a sus fans a 'El peor grupo del mundo', otra historia que Marc dedica a sus compañeros. A lo largo de casi dos horas, unos generosos Sidonie (con la ayuda de Eduardo Martínez a los teclados y Víctor Valiente a la guitarra) regalaron al público un desfile de temas ya legendarios en el indie español y que confirman a la banda barcelonesa como una apuesta segura para pasarlo bien.

Una auténtica fiesta sobre el escenario y abajo, donde el público no paró de cantar y bailar en un concierto que a medida que avanzó fue cogiendo altura. El subidón fue tal que cuando los chavales de Carolina Durante -grupo revelación en los festivales de este verano-, que tampoco van descalzos en esto de divertir a la parroquia, comenzaron su show, el público aún estaba asimilando y digiriendo la descarga musical de los Sidonie.

La jornada se completó con la banda de Torrelavega, Ídolos del Extrarradio, que abrieron el cartel del viernes, y los guipuzcoanos Rural Zombies, una apuesta que huye del reflejo de la bandas indies españolas para explorar nuevos sonidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos