Los trabajadores de Unitono se movilizan a partir de mañana para "forzar" un nuevo convenio

Imagen de archivo de algunas teleoperadoras de la empresa Unitono.
Imagen de archivo de algunas teleoperadoras de la empresa Unitono. / M. de las Cuevas
  • Unos 1.500 empleados están convocados para protestar ante la sede de Maliaño, tras veinte meses de negociación infructuosa entre la patronal del sector del telemarketing y los sindicatos

Los sindicatos UGT, CCOO y CGT iniciarán este miércoles ante la sede de Unitono en Maliaño un calendario de movilizaciones, que también tendrán lugar en toda España, para "forzar" a la patronal del sector de telemarketing a firmar un nuevo convenio colectivo estatal de Contact Center.

Se trata de la primera movilización de una serie de protestas que incluyen la convocatoria de una huelga general, el próximo 6 de octubre, y que en Cantabria se adelanta a este miércoles, dada la festividad de la Virgen de la Bien Aparecida el jueves, día en el que se celebrarán las concentraciones en el resto del país.

Según han informado en una nota de prensa UGT, CCOO y CGT, a estas protestas están convocados más de 70.000 trabajadores en toda España, 1.500 de ellos en Cantabria, y han destacado que el objetivo es conseguir la firma de un nuevo convenio tras veinte meses de negociación infructuosa.

Además, se han convocado para los días 22 y 29 de septiembre paros de dos horas en todos los turnos de trabajo, que tendrán lugar de 10.30 a 12.30, de 16.30 a 18.30 horas y de 00.00 a 02.00 horas.

Estas movilizaciones responden a los problemas que están surgiendo en la negociación del nuevo convenio colectivo estatal de Contact Center, desde que expiró en diciembre de 2014 el anterior acuerdo.

Los sindicatos han destacado la postura "inflexible" de la patronal en las negociaciones, que, según han remarcado, "sólo" plantea congelación salarial y recorte de derechos.

Las disposiciones y artículos del último convenio colectivo estatal de Contact Center se prorrogan en la actualidad hasta el próximo 31 de diciembre por cláusula de ultraactividad, aunque, como han apuntado UGT, CCOO y CGT, desde que concluyó su vigencia en 2014 los trabajadores mantienen su sueldo congelado.