Liérganes recupera el servicio del agua

Imagen de una de las vías principales de Liérganes.
Imagen de una de las vías principales de Liérganes. / Daniel Pedriza
  • El Consejo de Estado da la razón al Ayuntamiento y extingue el contrato con la empresa Servibol

El Consejo de Estado ha dado finalmente la razón al Ayuntamiento de Liérganes en su batalla jurídica por rescatar del servicio del agua y alcantarillado en manos de una filial de la empresa Emilio Bolado (Servibol) desde 2012. El alto órgano consultivo ha declarado extinto el contrato con la concesionaria porque entiende que concurren causas suficientes para ello, como la «insolvencia del contratista». En 2013, Emilio Bolado entró en fase concursal por lo que la anterior Corporación (PSOE-PRC) inició el proceso de rescate del servicio. Con posterioridad, la empresa filial Servibol también inició otro proceso concursal.

«Para el Ayuntamiento supone un paso muy importante en su objetivo para que el agua sea un servicio público, tras el rescate de 2013», afirmó el regidor Santiago Rego, tras recibir la noticia que pone punto y aparte a un largo camino judicial para rescatar el servicio.

Aunque Servibol fue repuesta en la prestación del servicio mediante sentencia judicial hace un año, nunca acudió a prestar el mismo, pero sí intentó ceder el contrato a una tercera empresa, Oxital, a lo que se negó el Ayuntamiento. Se trata de una pieza jurídica separada, la de la cesión, que aún esta pendiente de dirimirse. No obstante, el dictamen del Consejo no deja lugar a dudas y matiza que, independientemente de la posterior cesión del contrato a una tercera empresa, «concurre una causa de resolución», como es la insolvencia de las partes. Rego reiteró su «satisfacción» personal y la de su equipo de Gobierno por el resultado del dictamen y lo achacó a la «buena actuación» del anterior equipo de Gobierno y también del actual, que se «empeñaron en que el agua tenía que ser un bien de servicio público. Estoy inmensamente feliz», añadió el alcalde.

En el mismo dictamen, también explica que se ha de retener la garantía depositada por la empresa a la firma del contrato, 45.000 euros, al encontrarse la misma en proceso concursal.